Miden por primera vez la temperatura corporal de los dinosaurios

Algunos dinosaurios podían calentar sus cuerpos al sol.

¿Eran los dinosaurios realmente tan agresivos, rápidos y activos como nos los han presentado siempre? Durante 150 años, los científicos han debatido acerca de la naturaleza de la temperatura corporal de los dinosaurios y cómo esas temperaturas influyeron en sus niveles de actividad.

 

Ahora, una nueva investigación de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.) concluye además que algunos dinosaurios poseían la capacidad de aumentar su temperatura corporal utilizando fuentes de calor en el medio ambiente, como el sol.

 

La investigación se centró en el análisis químico de las cáscaras de huevo de dinosaurio fosilizados descubiertos en Argentina (saurópodos de cuello largo) y Mongolia (pequeños oviraptorideos). Examinando los minerales formados en la capa superior del suelo donde se construían los nidos de los terópodos ovirraptoridos, descubrieron que la temperatura ambiental en Mongolia poco antes de la extinción de los dinosaurios era de aproximadamente 26º C.

 

Esta técnica informa sobre la temperatura interna del cuerpo del dinosaurio hembra cuando ella estaba ovulando. Se trata de las primeras mediciones directas de las temperaturas corporales de estos terópodos.”, afirma Aradhna Tripati, coautora del estudio.

 

Según el estudio, las temperaturas corporales de los saurópodos eran de aproximadamente 37,7º C y las de los dinosaurios más pequeños, probablemente menos de 32º C: “Las temperaturas del cuerpo del dinosaurio ovirraptorido fueron superiores a las ambientales, lo que sugiere que no eran realmente de sangre fría, sino intermedia”, explica Tripati.

 

Esta variación en la temperatura de los cuerpos de los dinosaurios dependiendo de las especies, “podría significar que generan una temperatura corporal y pueden elevarla por encima de la del medio ambiente, pero no la mantienen a temperaturas tan elevadas como la de las aves modernas (40ºC)”, agrega Robert Eagle, líder del estudio.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Nature Communications.

 

Etiquetas: cienciadinosauriosfósiles

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar