Más cerca de la eterna juventud

juventudLa clave para el ansiado elixir de la eterna juventud podría estar en las proteínas, según revela un estudio publicado hoy en la revista PNAS. Rochelle Buffenstein y sus colegas del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas han llegado a esta conclusión tras comparar el proceso de envejecimiento en la rata topo desnuda (Heterocephalus glaber), el roedor más longevo con una media de edad de casi 30 años, con los ratones comunes de laboratorio.

Por norma general, los científicos atribuyen el envejecimiento a la destrucción lenta de células a medida que reaccionan con el oxígeno, un proceso conocido como estrés oxidativo. Sin embargo, los ratones de laboratorio y las ratas topo desnudas muestran un aumento similar en el estrés oxidativo a medida que envejecen. Lo único que las diferencia, según ha comprobado Buffenstein, es que las proteínas en las ratas topo son mucho más estables y mantienen su forma y funcionamiento a lo largo de casi toda la vida del animal. En cambio, en los ratones estas moléculas pierden pronto su forma cuando son jóvenes, lo que explicaría por qué envejecen antes.

Etiquetas: envejecimientolongevidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar