Entrevista con el robot Curiosity

curiosity

Después de haber visitado al Rover Curiosity en el Centro Espacial Kennedy antes de su lanzamiento el pasado 26 de noviembre de 2011, mantuvimos otra conversación con el robot, ahora que está a punto de posarse sobre la superficie marciana.

 

Muy Interesante: ¿Te sientes preparado para los "siete minutos de terror"?
Curiosity: Bueno, considéralo desde este punto de vista: 6 configuraciones en el vehículo, 76 dispositivos pirotécnicos, 500.000 líneas de código de software, 1.600 grados centígrados, 2.000 km por hora a cero en siete minutos, 0 margen de error. ¿Qué puede salir mal? ¡Todo!

Muy: Para quienes no te conocen, ¿quién eres?
Curiosity: Soy un robot de exploración de superficie planetaria, especialmente diseñado para trabajar en Marte. Tengo el tamaño aproximado de un coche Mini Cooper, es decir, lo más grande que se ha posado en Marte enviado por tus colegas humanos. Yo me veo a mí mismo como un gran explorador. En realidad soy todo un laboratorio móvil.

Muy: Entonces tienes una sólida preparación profesional...
Curiosity: Sí. Mi Curriculum Vitae dice que soy geólogo, fotógrafo, explorador, químico, físico e ingeniero. Y estaré llevando a Marte la pila de instrumentos científicos más avanzada que jamás haya pisado ese planeta. ¡Para que tú veas!
Muy:  ¿Qué vas a hacer exactamente en Marte?
Curiosity: Voy a estudiar su habitabilidad: si el planeta fue o es apto para la vida de microbios. No me vayas a preguntar que si voy a buscar a ET, porque esa no es la idea. Desde siempre los humanos han querido saber si hubo allí una generación espontánea de vida animal. O vegetal. O incluso viral. Lo que sea que dé inicio a la vida -una espora proveniente del espacio (o de la Tierra), un caldo de cultivo en los manantiales de azufre caliente...- no sabemos si eso sucedió en Marte. Pero sí podría haber sucedido.

Muy: Es verdad. ¿Y cómo vas a hacer semejante estudio?
Curiosity: Ah, verás: ¡estoy equipado con un rayo láser! ¿Te imaginas? Cuando vea algo interesante, lo dispararé, y el láser primero estudiará, y luego, si nos interesa, pulverizará la superficie de la roca. Entonces yo recogeré el polvo, y lo meteré dentro de mi laboratorio, y haré un completísimo análisis químico. Será como estar en la Guerra de las Galaxias, en el desierto de Tatooine. ¡Va a ser muy divertido!

Muy: Pero, ¿qué esperas hallar en esa roca pulverizada?
Curiosity: Pensé que nunca me lo ibas a preguntar. Estaré buscado e identificando ingredientes tales como los pequeños bloques que usa la biología para fabricar a los seres vivos, llamados compuestos orgánicos. La preservación a largo plazo de los compuestos orgánicos (que son moléculas que contienen carbono) requiere ciertas condiciones especiales. Algunos minerales son conocidos porque se pegan a los compuestos orgánicos y los protegen de oxidarse, y por lo tanto de arruinarse. De este modo, buscaré estos minerales para analizarlos en busca de los compuestos orgánicos que pueda tener el polvo.

Muy: ¿Y no vas a buscar agua?
Curiosity: Tú sabes que no hay explorador marciano que se respete al que no le asignen buscar agua. Líquida, en hielo, en la superficie, debajo, ... Como sea. Pero yo haré mucho más. Yo tendré que usar todos mis conocimientos de geología para resolver el misterio de dónde está esa agua.

Muy: Háblame sobre el Cráter Gale, tu lugar de amartizaje.
Curiosity: Antes que nada, debes saber que las academias de la lengua ya aceptan "aterrizaje" para la acción de posarse sobre tierra firme. Gale es una hondonada de 155 kilómetros de ancho con una montaña en el centro, cerca del ecuador marciano. El sitio fue escogido entre un total de 60 ubicaciones candidatas porque ofrece algo para todas las disciplinas científicas que buscan sacar provecho de esta nueva etapa exploratoria. Es el sueño de un geomorfista (persona que estudia las capas de sedimentos para entender los procesos que produjeron esa estructura de sedimentación). Pero también presenta oportunidades para los géologos tradicionales que buscan descubrir la química de las rocas.

curiosity_galMuy:  ¿Por qué es importante esta montaña de sedimentos en medio del cráter Gale?
Curiosity: Porque los satélites que vuelan sobre Marte han estado descubriendo allí parches erosionados que han destapado depósitos de arcillas y sulfatos (minerales formados en la presencia de agua). Determinar la abundancia y distribución de los minerales, y si fueron formados por agua del subsuelo, agua de algún lago, o lluvia (tres cosas totalmente distintas), ayudará a los investigadores a aprender mucho acerca de la habitabilidad que haya podido tener (o no) el Marte de la antigüedad.

Muy: Tengo entendido que vas a tener que escalar mucho...
Curiosity: ¡Esa es la parte que más me gusta de todo esto! La montaña de sedimentos de 5.5 kilómetros de altura tiene una pendiente de 45 grados. Me desplazaré 200 metros diarios, y eso cuesta arriba es un buen ejercicio. Seré el primer gran alpinista marciano. Pero antes debo explorar las paredes del cráter.

Muy: ¡Llevas un montón de instrumentos científicos a cuestas, Curiosity!

Curiosity: Sí, como 10. Y hay uno que me dejará "ver" el suelo por debajo de la superficie, en busca de estos elementos de los que te hablaba antes. Y una cámara estéreo que me dejará ver en todas direcciones. Pero mi favorito es el rayo láser. Seré la envidia de todo el planeta.

¿Cómo harás para conversar con tus creadores en la Tierra?
Curiosity: Los chicos del Jet Propulsion Laboratory son estupendos, porque me ayudan con los 10 a 25 minutos de demora que hay entre Marte y la Tierra, según la órbita de Marte en un momento dado, lo cual puede resultar muy frustrante. Es como jugar al ?Teléfono Roto'. Para hablar con la Tierra primero tengo que llamar al Mars Reconnaisance Orbiter, al Mars Odyssey o al Mars Express, que están orbitando a Marte. Ellos no son como nosotros, los robots de exploración de superficie planetaria, que caminamos libremente por ahí. Son más bien como pájaros raros que nunca aterrizan en ninguna parte, sino que mandan mis mensajes a casa, como si fueran centrales telefónicas. También toman fotos bonitas desde arriba. La verdad es que les debo mucho.

Muy: ¿Y qué hay de todos tus primos hermanos que sí amartizaron y que andan aún por allí?
Curiosity: ¿Te refieres a Spirit y Opportunity? Ellos son...perdón, eran...fantásticos científicos. Es decir, el valiente Spirit ya no es de este mundo. Pobrecillo. Se le acabaron las baterías, ¡después de nueve años de funcionar! Date cuenta de que esos mellizos estaban hechos para durar menos de la mitad de lo que han vivido y trabajado. Sé que Opportunity está sintiéndose algo solitario, allá cerca del ecuador del planeta. Pero por lo menos tiene la compañía de los orbitadores, aunque sean unos pájaros un tanto extraños.

Muy: ¿Cuánto tiempo estarás activo en Marte?
Curiosity: Mis amigos del Jet Propulsion Laboratory y de la NASA dicen que 24 meses. Pero te cuento que nosotros los exploradores marcianos tenemos la manía de extender nuestras misiones años más de lo que nos mandan.

Muy: Prométeme que tendrás mucho cuidado cuando desciendas en la grúa en la madrugada del 5 de agosto.
Curiosity: Descuida. Yo solo sé que me voy a divertir de lo lindo, aunque sé que mis creadores en la Tierra estarán mordiéndose las uñas. ¡Pobrecillos!

Texto: Ángela Posada-Swafford, corresponsal senior de Muy Interesante en Estados Unidos .

 

Etiquetas: MarteNASA

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar