Marte fue más húmedo de lo que se pensaba

Marte fue un lugar mojado, según una investigación del Berkeley Lab con minerales extraídos de meteoritos procedentes del Planeta Rojo.

También te puede interesar: Exomars 2016: Europa se lanza a la búsqueda de vida en Marte

Desde hace unos años tenemos pruebas científicas de que Marte debió contener abundante agua en el pasado. Ahora aparece otro dato relevante que indica que el Planeta rojo no solo tuvo agua sino que podría haber sido un lugar más húmedo de lo que se creía. Todo se debe a un mineral que se encuentra habitualmente en los meteoritos marcianos pero que no se produce en la Tierra y cuya identidad se desconocía hasta ahora.

Un equipo científico liderado por la Universidad de Nevada Las Vegas (UNLV), encontró pruebas de que ese mineral, llamado merrilita y que se consideraba hasta ahora más bien como el producto de un pasado seco en Marte, pudo haber sido originalmente whitloquita, un mineral rico en hidrógeno, lo que podría ser un indicio de la presencia de agua. El estudio se ha publicado en la revista Nature Communications.

Los investigadores crearon whitloquita sintética y la sometieron a unos experimentos de choque que simulaban las condiciones de expulsión de los meteoritos de Marte. Bombardearon las muestras de whitloquita sintética con láminas de metal disparadas desde un cañón de gas presurizado a velocidades de 2.700 km por hora y con una presión unas 363.000 veces mayor que la que contiene un balón de baloncesto. Después, estudiaron su composición microscópica mediante rayos X en el Laboratorio Berkeley y en el Nacional Argonne en Chicago. La conclusión fue que la whitloquita puede deshidratarse a causa de este tipo de perturbaciones para formar merrilita.

El dato es relevante para deducir la cantidad de agua que pudo haber habido en Marte y si era propiamente del planeta y no de cometas o meteoritos, explica Martin Kunz, científico de Berkeley. Incluso si solo una parte de la merrilita fue whitloquita previamente, la cantidad de agua de Marte debió ser mayor de lo que se suponía, apunta Oliver Tschauner, profesor de investigación en el Departamento de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Las Vegas, que codirigió el estudio. Y como la whitloquita se puede disolver en agua y contiene fósforo, un elemento esencial para la vida en la Tierra, y la merrilita parece ser común a muchos meteoritos marcianos, el estudio también podría tener implicaciones para la posibilidad de vida en Marte.


Aunque hay pruebas de que el agua líquida ha fluido en Marte, aún no las hay de que haya existido vida alguna vez. En 2013, los científicos planetarios informaban de que las rayas oscuras que aparecen en las laderas marcianas están probablemente relacionadas con flujos periódicos de agua resultantes de los cambios de temperatura. El análisis se basaba en datos del Orbitador de Reconocimiento de Marte de la NASA.


Y en noviembre de 2016, científicos de la NASA anunciaban la existencia de una gran masa subterránea de hielo en una región de Marte que contiene el equivalente a toda el agua del Lago Superior, el mayor de los Grandes Lagos de EE. UU. Los rovers exploradores sobre el terreno también han hallado pruebas de la antigua abundancia de agua tras el análisis de las rocas de la superficie. "El eslabón que falta es demostrar que la merrilita procede realmente de una whitloquita marciana anterior", apunta Tschauner.

La imagen del Curiosity muestra indicios de un antiguo lago y depósitos en Marte. Crédito: NASA JPL-Caltech, MSSS.

Etiquetas: MarteUniversoaguavida en otros planetas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar