Los raritos de la cueva



Cuando las temperaturas descendieron bruscamente hace 65 millones de años, muchos animales emigraron hacia la zona ecuatorial del planeta. Pero los proteus lo hicieron hacia las profundidades y, desde entonces, han evolucionado hasta convertirse en un troglobio, esto es, una especie aclimatada a vivir en cavernas. A lo largo de miles y miles de años se han ido adaptando a esa existencia a oscuras; hoy son criaturas ciegas y carentes de pigmentación que, además, pueden vivir varias décadas.

La inusual historia de este pequeño urodelo con pinta de pez que alcanza los 35 cm de largo y habita sólo en las cuevas de Europa central -Eslovenia, Italia, Croa cia y el sur de Bosnia- ha sido objeto de muchas interesantes investigaciones. Así, el zoólogo alemán Peter Schlegel ha descubierto que está dotado de una especie de brújula interna que le permite orientarse mediante el campo magnético terrestre.

Etiquetas: animalesciencianaturaleza

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar