Los primeros "perros probeta" de la Historia

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell (EE. UU.) produce la primera camada concebida por fecundación in vitro.

Los perros y sus amantes están de enhorabuena. Este avance científico ayudará a conservar razas caninas en peligro y permitirá aplicar las nuevas técnicas de edición genética para erradicar sus enfermedades hereditarias.

 

A los seres humanos también nos beneficiará, ya que compartimos con los perros más de 350 desórdenes genéticos. Este parecido entre unos y otros convertirá a los mejores amigos del hombre en “una poderosa herramienta para comprender la base genética de las enfermedades”, afirma Alex Travis, profesor de Biología Reproductiva en Cornell y uno de los autores de la investigación.

                                                                                          

Los científicos transfirieron 19 embriones a una perra que parió siete crías sanas: dos de ellas hijas de una beagle y un cocker spaniel, y las otras cinco producto de beagles machos y hembras. La fecundación in vitro requiere que la fecundación de los ovocitos por los espermatozoides se realice fuera del cuerpo de la madre; después, el ovocito se transfiere al útero materno en el momento adecuado del ciclo reproductivo, que en el caso de los perros se da una o dos veces al año. Para conseguir ese ajuste de tiempos, los embriones fueron congelados antes de su inserción.

 

Este trabajo tendrá consecuencias para la conservación de la vida salvaje. Su éxito prueba que será posible almacenar los genes de especies en peligro. En el caso de los perros, servirá para preservar razas raras y mantener las características de otras destinadas al trabajo. Además, permitirá atajar dolencias específicas producidas por la selección destinada a lograr ciertos rasgos caninos: por ejemplo, el linfoma al que son propensos los Golden retriever, o la insuficiencia renal que ataca a los dálmatas a causa de un gen defectuoso.  

 

Imagen: Los primeros perros nacidos gracias a la fecundación in vitro no han presentado ningún problema de salud. Crédito: Universidad de Cornell   

 

 

Etiquetas: animalescienciainnovación

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar