Los chimpancés tienen conciencia de sí mismos y hablan del tiempo

chimpances-violenciaLos chimpancés tienen una clara "conciencia de sí mismos" y, como los seres humanos, esa conciencia está ligada a su facultad de anticipar los efectos de sus propias acciones sobre su entorno, revela una investigación cuyos resultados publica la revista británica Proceedings of the Royal Society.

Muchos científicos habían señalado ya la capacidad de ciertos animales, en particular los grandes simios, de reconocerse en un espejo. La prueba más utilizada es pintarles una marca en el cuerpo que no pueden ver sin mirarse en un espejo y comprobar si tratan de borrarla o no. El test del espejo probaba las capacidades cognitivas de los monos, pero la controversia persistía sobre los mecanismos que les permiten identificarse.

En los humanos, la 'agentividad', o capacidad de reconocerse como un agente independiente que tiene un efecto sobre el entorno exterior, procede sobre todo de la facultad de relacionar el resultado esperado de una acción con el resultado producido. Por ejemplo, en un videojuego en el que participan varios jugadores, esa facultad permite a cada jugador determinar rápidamente qué personaje controla él entre los que se mueven en la pantalla. Para disipar las dudas sobre los chimpancés, dos especialistas japoneses de los primates, Takaaki Kaneko y Masaki Tomonaga, de la Universidad de Tokio, entrenaron a tres hembras para que pudieran desplazar un cursor en una pantalla con un ratón. Una vez familiarizadas con el manejo de esa herramienta, les presentaron en la pantalla dos cursores de tamaño forma y color idénticos: uno controlado por el ratón, el otro una simple grabación del cursor desplazado por la misma mona los días precedentes. Es decir,  el único medio de que el chimpancé pudiera identificar el cursor que él controlaba era confrontar su acción con el resultado percibido en la pantalla.

Según los científicos japoneses, los tests son concluyentes y demuestran que los chimpancés analizan los efectos de sus acciones sobre el mundo exterior. "Los resultados sugieren que los chimpancés y los humanos comparten los mismos procesos cognitivos fundamentales" que fundan su conciencia de sí mismos, concluyen los científicos.

Los monos hablan del tiempo, mienten y critican


Por su parte, el matrimonio estadounidense formado por Deborah y Roger S. Fouts ha dedicado su vida a combatir la idea de que el lenguaje es el "último bastión" de la singularidad humana y el resultado ha sido más de 40 años de trabajo con unos chimpancés que no sólo han aprendido a comunicarse con el lenguaje de signos, sino a mentir, a decir "estoy triste", a pedir perdón e incluso a hacer poesía.

Los Fouts fueron continuadores de los trabajos iniciados en los sesenta por otro matrimonioa quienes la NASA cedió la chimpancé Washoe después de que la agencia espacial abandonó su investigación con "chimponautas". Washoe fue introducida en un ambiente humano donde sólo se hablaba el lenguaje de sordomudos. La primate aprendió más de un centenar de signos viendo cómo se comunicaba el equipo. Cuando los Gardner decidieron cederla a un centro de Oklahoma, Roger no quiso dejarla sola en aquel laboratorio -donde iba a pasarlo mal en jaulas junto a unos congéneres a los que llamaba "bichos negros"- y logró que la trasladaran con él a Washington para seguir investigando, hasta la muerte de la chimpancé en 2007.

El matrimonio de investigadores, que ha pasado por Barcelona invitado por CosmoCaixa y la Fundación Mona, pudo ver cómo Washoe trasladó el lenguaje a su "familia", Tatu, Dar y Loulis -una cría adoptada que aprendió los signos sin intervención humana- hasta niveles sorprendentes: llegaban a hablar ellos solos mientras "leían" una revista, ya que son capaces de poner nombre a lo que ven en las fotos (bebida, comida, helado, zapatos...). "Hablan como una familia; si unos discuten, se intenta poner paz; cuando Loulis le quitaba una revista a Washoe, ella le maldecía y le decía 'sucio'", ha explicado Deborah. Incluso comentan el tiempo, hacen composiciones poéticas e inventan nuevos signos.

 

Etiquetas: lenguaje

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar