Los agujeros negros no existen

Al menos matemáticamente. Esta es la controvertida conclusión del estudio presentado por la investigadora Laura Mersini-Houghton del Colegio de las Artes y las ciencias de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (EEUU) y cuya aproximación ya fue publicada el pasado mes de junio en la revista Physics Letters B.

 

“Todavía estoy en shock. Hemos estado estudiando este problema durante más de 50 años y esta solución nos da mucho que pensar”, afirma Mersini-Houghton.

 

La comunidad científica ha mantenido mediante décadas que los agujeros negros se formaban cuando una estrella masiva colapsaba bajo su propia gravedad en un único punto en el espacio, formándose a su alrededor una membrana invisible conocida como el “horizonte de sucesos” donde cualquier objeto que pase por esta zona es automáticamente engullido. Es precisamente el punto de atracción gravitacional de un agujero negro: es tan hercúleo que nada escapa de él.

 

Sin embargo, el planteamiento de Mersini-Houghton es completamente diferente a todo lo anterior, ya que fusiona dos teorías fundamentales del Universo aparentemente contradictorias que ofrecen como conclusión que no es posible que existan los agujeros negros. Para llegar a esta revelación, la investigadora contrapuso tanto la teoría de Stephen Hawking formulada en 1974 respecto a que cuando una estrella colapsa bajo su propia gravedad se produce radiación, como la ley fundamental de la teoría cuántica, que afirma que ninguna información del Universo puede desaparecer jamás.

 

La investigadora demostró que precisamente por el desprendimiento de la radiación, la estrella no arroja masa; al seguir contrayéndose es imposible que alcance la densidad necesaria para convertirse en un agujero negro. Por tanto, el agujero negro nunca se forma. La combinación de ambas teorías, según la autora del estudio, conducen a un disparate matemático: los agujeros negros no pueden existir.

 

¿Tendremos que replantearnos los orígenes del universo?

 

Etiquetas: Universoagujeros negrosastronomía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar