Los agujeros negros gigantes abundaban en los comienzos del Universo

agujero-negro-1¿Qué había en la infancia del Universo? Muchos agujeros negros gigantes. Es la conclusión a la que ha llegado un equipo de astrónomos de la Universidad de Michigan (UM) analizando datos del Observatorio Chandra de rayos X de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), que detecta objetos muy tenues a grandes distancias. Dirigiendo el equipo hacia una porción concreta del cielo durante seis semanas, y combinando los resultados con imágenes ópticas e infrarrojas obtenidas por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA,los nuevos datos del Chandra permitieron a los astrónomos buscar agujeros negros en 200 galaxias distantes, de cuando el universo tenía entre 800 millones y 900 millones de años de edad.

"Teníamos razones para esperar que existieran agujeros negros en muchas de las galaxias más tempranas que hasta ahora habían evadido nuestras búsquedas", explica Marta Volonteri, astrónoma de la UM y coautora del estudio que publica hoy Nature. "Al comparar datos del Chandra con los modelos teóricos, la coincidencia fue sorprendente", añade la astrónoma.

Debido a que los agujeros negros están casi todos envueltos en espesas nubes de gas y polvo, los telescopios ópticos suelen no detectarlos, pero los rayos X permiten su estudio. La investigación determinó que entre el 30 y el 100% de las galaxias distantes contienen agujeros negros súper gigantes que crecen. El crecimiento a gran tamaño significa que los agujeros negros están relacionados con cuásares, objetos muy luminosos y raros fortalecidos con los materiales que caen en los agujeros negros súper gigantes.

Los científicos ya habían previsto que habría una población de agujeros negros bebés en el universo temprano, pero hasta ahora no se había observado. Volonteri explicó que la extrapolación de estos resultados del pequeño campo de cielo observado al cielo enteropermite estimar que hay por lo menos 30 millones de agujeros negros súper gigantes en el universo. "Este es un factor 10.000 veces mayor que el número calculado de cuásares en el universo temprano", agregó.

Aún cuando existe evidencia del crecimiento paralelo de agujeros negros y galaxias en distancias más cercanas, los nuevos resultados del Chandra muestran que esta conexión comenzó más temprano de lo que se creía, quizá desde el origen de ambos. "Se piensa que en el Universo presente, los agujeros negros y las galaxias crecen de forma simbiótica, y hemos demostrado que esta relación de codependencia ha existido desde los primeros tiempos", apuntó Priya Natarajan, coautor de la Universidad de Yale (EE UU).

 

Etiquetas: NASAUniversoastronomía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar