¿Líder o seguidor? Tu actividad cerebral te delata

Es increíble lo que algunas investigaciones científicas pueden averiguar sobre nuestro comportamiento y su reflejo a nivel cerebral. En este sentido, una investigación publicada en NeuroImage (2014) nos muestra cómo el liderazgo de una persona sobre otras podría predecirse gracias a su actividad electroencefalográfica.

 

Ivana Konvalinka, investigadora de la Aarhus University (Dinamarca) y un equipo de colaboradores suyos, analizaron la actividad cerebral de un grupo de 18 participantes con el objetivo de estudiar la interacción social entre ellos y cómo nuestros comportamientos se coordinan para lograr un objetivo común. Para ello agruparon a los individuos en parejas y los sentaron uno de espaldas al otro. La tarea que tenían que hacer constaba de dos partes.

 

En una tarea interactiva, los participantes escuchaban un ritmo de golpes en un ordenador a un tempo de 120 golpes por minuto para luego pasar a escuchar únicamente el ritmo del golpeteo de los dedos realizado por su compañero. En la condición de control, no escuchaban al compañero sino el ritmo de golpes realizado por un ordenador. En ambos casos, lo que debían realizar era intentar seguir lo más precisamente posible el ritmo marcado, golpeando con su dedo índice derecho y al mismo tiempo sincronizarlo con lo que escuchaban. Estas tareas se llevaban a cabo mientras se recogía la actividad eléctrica cerebral de ambos miembros de cada pareja.

 


Los resultados mostraron que a nivel neurofisiológico en la condición interactiva (en pareja) se observaba una marcada supresión de los ritmos alfa y beta en las áreas frontales y motoras del cerebro. Además, parece que no todos los miembros de la pareja mostraban este patrón de la misma forma. Según los análisis, sólo uno de los miembros mostró ese perfil de mayor supresión de la actividad frontal durante las tareas de anticipación y ejecución, y ello se correspondía con la persona que había actuado como líder durante la tarea.

 


Según los autores, estos datos sugieren que los líderes dedican más recursos de procesamiento a la planificación y el control. Plantean, además, que parece que el surgimiento de la figura del líder se produce de forma espontánea en las relaciones diádicas y podría predecirse utilizando la actividad electroencefalográfica cerebral. Sería interesante conocer si esta tecnología llegará a ser utilizada en terrenos como la política… el futuro dirá.

 


Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

 

 

Etiquetas: cerebrocienciacuriosidadespersonalidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar