Las supergalaxias se vuelven ‘caníbales’ por falta de estrellas

En las galaxias más masivas del universo han dejado de nacer estrellas. Para seguir creciendo, estas “devoran” otras galaxias cercanas.

 

Así lo establece un estudio realizado por un equipo de astrónomos australianos que ha investigado la evolución de 22.000 de estos objetos. Según avanzan estos expertos en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, mientras que en las galaxias más pequeñas se generan nuevos astros a partir de gas de modo muy eficiente, el ritmo de formación estelar es mucho menor en las más grandes.


Aaron Robotham, del Centro de Investigación de Radioastronomía, en la Universidad de Australia Occidental, que ha coordinado el ensayo, asegura que la Vía Láctea se encuentra precisamente en un punto de inflexión.

 

“Nuestra galaxia no se ha fundido con otra desde hace mucho tiempo, pero aún se pueden observar los restos de las que ha tragado”, señala. Robotham destaca que pronto, en términos cósmicos, su mayor aporte estelar provendrá de esta peculiar dieta.

 

En 4.000 millones de años, absorberá las Nubes de Magallanes, dos galaxias enanas que pertenecen a nuestro Grupo Local, y 1.000 millones de años después colisionará con Andrómeda. Técnicamente, se nos habrá comido, ya que esta es más masiva que la nuestra”, indica. “Con el tiempo, la gravedad favorecerá que todas las galaxias se vayan agrupando en unas pocas superestructuras”.



Los investigadores no saben con certeza por qué las galaxias más masivas se han vuelto “estériles”. Una de las hipótesis más extendidas sugiere que estos objetos poseen un núcleo muy activo que impide que el gas se enfríe lo suficiente, lo que evita que surjan nuevas estrellas.

Etiquetas: Universoastronomíacienciaestrellas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar