Las antenas de la mariposa de la seda inspiran a la nanotecnología

mariposa-sedaIngenieros de la Universidad de Michigan (EE UU) han logrado imitar la estructura de las antenas de la mariposa de seda (Bombyx Mori) en la construcción de un mejorado nanoporo, un pequeño instrumento con  forma de túnel que podría ampliar los conocimientos sobre enfermedades neurodegenerativas como el mal de Alzheimer.

Los nanoporos, que consisten esencialmente orificios perforados en silicona, son minúsculos instrumentos de medición que permiten el estudio de moléculas y proteínas de manera individual. Pero incluso los mejores nanoporos desarrollados hasta la fecha se atascaban fácilmente, de manera que esta tecnología todavía no se había adoptado ampliamente en los laboratorios.

Para solventarlo, el equipo encabezado por el profesor Michael Mayer, de los departamentos de Ingeniería Biomédica e Ingeniería Química, compuso un revestimiento aceitoso que atrapa las moléculas de interés y facilita su tránsito por los nanoporos. Asimismo permite que los investigadores ajusten el tamaño del poro con una precisión casi atómica, según revelan en el último número la revista Nature Nanotechnology. "Esto podría ayudar en el diagnóstico y mejorar el entendimiento de lo que ocurre en una categoría de enfermedades neurodegenerativas que incluye los males de Parkinson, Huntington y Alzheimer".

Imitando a las mariposas de seda


El "revestimiento doble de lípido fluido" creado por Mayer y sus colegas se parece al revestimiento en la antena de la mariposa de seda macho, que le ayuda a detectar las mariposas hembra en su entorno. El revestimiento captura las moléculas de feromonas en el aire y las lleva a través de nanotúneles en el exoesqueleto hasta las células nerviosas, que envían un mensaje al cerebro del insecto.

"Estas feromonas son lipofílicas, es decir, propensas a enlazarse con lípidos o materiales parecidos a la grasa. De esta forma son capturadas y se concentran en la superficie de este revestimiento lípido en la mariposa de seda. El revestimiento lubrica el movimiento de las feromonas hacia el sitio donde deben ir. Nuestro nuevo revestimiento cumple el mismo propósito", aclara Mayer.

Una de las principales áreas de investigación de Mayer ha sido el estudio de las proteínas llamadas péptidos beta-amiloides que, según parece, se coagulan y forman fibras que "atascan" el cerebro en los pacientes que padecen mal de Alzheimer.

 

Etiquetas: alzheimernanotecnologíasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar