La sonrisa asesina del tiranosaurio

trexHasta hace poco la mayoría de los investigadores solo tenían en cuenta la variación del tamaño de los dientes del temible Tyrannosaurus rex cuando estudiaban la sonrisa de este extinto carnívoro de la época de los dinosaurios. Pero ahora, una paleontóloga de la Universidad de Alberta (Canadá) ha descubierto que, más allá de la obvia diferencia en el tamaño de cada grupo de dientes, hay una variación considerable en sus bordes serrados. Estos afilados bordes no solo permitían a estos dinosaurios cortar carne y hueso, perforar y desgarrar la carne y triturar, sino que además la colocación y el ángulo de los dientes dirigían la comida hacia la garganta. De hecho el nuevo análisis realizado por Miriam Reichel y sus colegas muestra que T.Rex posee la mayor variación en la morfología o estructura de los dientes conocida. 

Reichel concluye que estos hallazgos y el apoyo estadístico añaden fuerza a la clasificación de los tiranosáuridos como animales con dientes modificados para desempeñar funciones específicas dependiendo de su posición en la boca (heterodontos). La investigación de Reichel ha sido publicada en la revista The Canadian Journal of Earth Science.

Etiquetas: dinosaurios

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar