La sonda Rosetta despierta para aterrizar por primera vez sobre un cometa

A las 11:00 del día de hoy, 20 de enero de 2014, la sonda Rosetta ha cumplido las expectativas de la campaña “Wake up, Rosetta!” promovida por la ESA y se ha activado tras dos años y medio de hibernación para llevar a cabo una pionera misión: ser la primera en estudiar detalladamente un cometa, tanto orbitando alrededor de él, como recogiendo muestras de su superficie. A dicha hora, el despertador interno del vehículo ha puesto en marcha sus sistemas, pero no será hasta el ocaso del día cuando se establezca contacto con la sonda desde la Tierra y se sepa si ha retomado con éxito su actividad.

 

Rosetta inició su andadura espacial hace una década y se ha mantenido en stand by durante los últimos 31 meses con el objetivo de ahorrar energía y situarse en la posición idónea para iniciar el seguimiento de “67P/Churyumov-Gerasimenko”, un cometa periódico que se encuentra atrapado en las proximidades del Sol. Durante los instantes previos a su hibernación, se orientó de forma que sus paneles solares apuntasen siempre hacia la estrella y comenzó a girar sobre sí misma para mantener la estabilidad. Los únicos sistemas que quedaron operativos fueron el ordenador de a bordo y los calentadores, fundamentales para subsistir en el espacio profundo.

 

Tras el chequeo de sus instrumentos durante los próximos meses, podremos ver las primeras imágenes del cometa, para posteriormente asistir en primicia al descenso del módulo de aterrizaje sobre la superficie en movimiento de dicho cuerpo celeste. Por el momento, la ESA ofrece la retransmisión en directo del despertar de la popular sonda, que promete desentrañar tanta información primigenia como el objeto que le ha dado su nombre, la piedra de Rosetta, un bloque de granito que permitió descifrar la escritura jeroglífica egipcia. 

 

Según los astrónomos, esta misión resulta clave para el esclarecer el rol de los cometas en nuestro sistema planetario, que han demostrado ser de vital importancia al actuar como vehículos transmisores de la materia responsable de la aparición de la vida.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar