La sonda New Horizons pone rumbo a su nuevo objetivo

En algún momento a principios de 2019, la sonda New Horizons alcanzará el que será su segundo y, probablemente, último destino en el cinturón de Kuiper, el objeto 2014 MU69.

La nave, desarrollada para la NASA por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins y el Instituto de Investigación del Suroeste, en EE. UU., realizó el pasado julio un histórico vuelo de reconocimiento del sistema Plutón- Caronte que ha aportado datos clave sobre la geología y composición del planeta enano y sus lunas. De este modo, se ha podido observar, por ejemplo, la presencia de hielo de agua en Plutón y su tenue atmósfera azulada.

 

Ahora, los responsables de la misión han ordenado a la New Horizons maniobrar para poner rumbo a 2014 MU69, un enigmático cuerpo de unos 45 kilómetros de diámetro que orbita a 1.600 millones de kilómetros de Plutón. El cuerpo, que también ha sido denominado PT1 (Potential Target 1) y 1110113Y, fue detectado por el telescopio espacial Hubble en 2014, y, en esencia, ha sido seleccionado porque la nave podría aproximarse a él en un plazo razonable de tiempo y empleando menos combustible que el que precisaría utilizar para dirigirse a otros objetos de esta región del sistema solar.  

 

De 2014 MU69  aún no se poseen muchos datos: se estima que tarda 293 años en completar una vuelta alrededor del Sol y es unas diez veces más grande y mil veces más masivo que la mayoría de los cometas, aunque su tamaño apenas representa el 1% del de Plutón. La idea, en todo caso, es que la sonda se aproxime a menos de 12.500 kilómetros de su superficie. Según ha indicado Alan Stern, director científico de la misión New Horizons, en la revista Sky & Telescope, “aunque esta aproximación probablemente no será tan espectacular como la exploración de Plutón, también establecerá un nuevo récord, en este caso el de la investigación in situ del objeto más distante realizada hasta la fecha”.  

 

Mientras se dirige a su nuevo destino, la sonda realizará observaciones de la heliosfera así como estudios fotométricos de otros veinte objetos del cinturón de Kuiper, que captará de lejos. Cuando alcance 2014 MU69, el ingenio estudiará en detalle su superficie, temperatura, masa y composición, así como la posible existencia de satélites y procesos geológicos.

 

Imagen: NASA/Johns Hopkins University/SRI/S. Gribben  

Etiquetas: astronomíacienciaplanetas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar