La NASA capta una imagen de la posible semilla de un agujero negro

El Explorador Infrarrojo de Campo Amplio de la NASA, el telescopio WISE, ha permitido localizar lo que parece ser la semilla cósmica desde la que luego brotará un agujero negro, esa porción finita del espacio en cuyo interior existe una concentración de masa tan elevada que ninguna partícula material, ni siquiera la luz, puede escapar de ella.

 

Los investigadores buscaban agujeros negros en galaxias “enanas”, las cuales pueden ofrecer una visión de los viveros de los agujeros negros supermasivos, objetos muy poderosos que forman parte del corazón de todas las galaxias y cuya masa es del orden de millones o miles de millones de masas solares.

 

Los científicos apuntan a que los agujeros negros supermasivos actuarían como un motor de las galaxias, pero aún se desconoce mucho sobre ellos. Ahora, gracias a este estudio los científicos descubrieron que los agujeros negros no necesitan una colisión para hacerse voluminosos tal y como se creía, ya que los agujeros negros de las galaxias enanas son más grandes de lo que se esperaba, lo que sugiere que las fusiones de galaxias no son necesarias para crear grandes agujeros negros.

 

Según lo publicado en la revista Astrophysical Journal, los agujeros negros supermasivos pueden pueden formarse muy temprano en la historia del universo o crecer en armonía con sus galaxias anfitrionas alimentándose del gas circundante, por lo que la teoría de las colisiones galácticas para incrementar el tamaño de un agujero negro supermasivo quedaría descartada gracias a este descubrimiento.

 

Etiquetas: NASAUniversoagujeros negrostelescopio

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar