La materia oscura podría ser la responsable de las extinciones masivas

Esta es la conclusión del último estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva York (EE.UU.) quienes explican en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society que el movimiento de nuestro planeta alrededor y a través del disco de nuestra galaxia podría tener efectos cruciales en el destino de la Tierra mediante la perturbación de las órbitas de los cometas que podría provocar un calentamiento adicional en nuestro núcleo planetario, poniendo sobre la mesa la amenaza de una nueva extinción masiva que no nos resulta ajena.

 

El disco galáctico, esa zona de la Vía Láctea en la que se encuentra nuestro Sistema Solar, está plagado, además de estrellas y nubes de gas y polvo, de ese otro tipo de materia indetectable que conocemos como materia oscura. En nuestro paso por el disco galáctico, mientras nos movemos de forma ondulada por él, hay un momento -una vez cada 30 millones de años- que atravesamos directamente el disco. Según plantean los investigadores, este momento coincide exactamente con períodos de intensos bombardeos de cometas y con las extinciones masivas en la Tierra. De hecho, el cometa que acabó con los dinosaurios hace unos 66 millones de años podría ser el mejor ejemplo de ello.

 

Esto sucede porque la materia oscura concentrada en el disco galáctico, perturba las trayectorias de los cometas haciendo que estos, en vez de orbitar por los confines del sistema solar, se acerquen peligrosamente a la Tierra, chocando incluso con nosotros. Además, cada vez que la Tierra traspasa el disco galáctico, las partículas de materia oscura se acumularían en el núcleo terrestre, chocando unas contra otras y produciendo una subida de la temperatura en el núcleo, lo que provocaría erupciones volcánicas, cambios en el nivel del mar o reversiones en el campo magnético.

 

“Tenemos la suerte de vivir en un planeta que es ideal para el desarrollo de vida compleja pero la historia de la Tierra está marcada por grandes eventos de extinción a gran escala, algunos de los cuales, además, resultan difíciles de explicar. Y podría ser que la materia oscura, cuya naturaleza se desconoce pero que constituye cerca de la cuarta parte de la masa del Universo, tenga la respuesta. Además de ser importante a gran escala, la materia oscura puede tener una influencia directa sobre la Tierra”, explica Michael Rampino, líder del estudio.

 

Etiquetas: astronomíamateria oscura

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar