La Luna surgió de un choque frontal con la Tierra

Una firma isotópica ha confirmado esta hipótesis.

Nuevos datos sobre el origen de nuestro satélite natural hace unos 4.500 millones de años. Un estudio llevado a cabo por un equipo de geoquímicos de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.) ha aportado nuevas evidencias de que la Luna se formó debido a una brusca colisión frontal entre una joven Tierra y un planeta en ciernes llamado Theia, aproximadamente 100 millones de años después de la formación de nuestro planeta.

 

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron varias rocas procedentes de la Luna (recogidas por las misiones Apolo 12, 15 y 17) y seis rocas volcánicas del manto terrestre con objeto de tratar de reconstruir este violento y vetusto impacto.

 

La firma química en átomos de oxígeno de las rocas de ambos lugares (utilizando tecnología de última generación para realizar mediciones absolutamente precisas y detalladas, y verificadas con un espectrómetro de masas) ha aportado la clave: “No vemos ninguna diferencia entre los isótopos de oxígeno de la Tierra y los de la Luna, sino que son indistinguibles”, explica Edward Young, líder del estudio.

 

El hecho de que las firmas químicas de la Tierra y las firmas químicas de la Luna sean exactas apoya la hipótesis de la colisión frontal, ya que de no haber sido así, cada cuerpo celeste tendría una huella digital diferente, tal y como sucede con otros cuerpos planetarios.

 

Según los investigadores, “Theia se mezcló a fondo tanto en la Tierra y la Luna, y uniformemente se dispersó entre ellas. Esto explica por qué no vemos una firma diferente de Theia en la Luna y en la Tierra”, aclara Young. De no haber sido por este choque, Theia probablemente se habría convertido en un planeta -quizá- de características similares a la Tierra.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Science.

 

Etiquetas: Lunaastronomía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar