La ley del más rápido

promiscuosEn el Lago Tanganica de África, los peces de la familia de los cíclidos pueden presumir de tener los espermatozoides más largos, grandes y veloces del lugar. Según revela un estudio científico australiano publicado hoy en la revista PNAS, la razón está en su gran promiscuidad, sobre todo femenina. Debido a que en estas especies múltiples machos se aparean con una sola hembra, los espermatozoides han tenido que evolucionar rápidamente para poder ser competitivos en su carrera hacia los óvulos.

La nueva investigación proporciona "evidencias filogenéticas de que en las especies más promiscuas, y por lo tanto más competitivas, el esperma nada a más velocidad que en especies monógamas emparentadas", asegura el biólogo y coautor del estudio John L. Fitzpatrick, que sostiene que las diferencias en los hábitos de apareamiento también afectan en cierta medida al esperma en los primates.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar