La lenta maduración de los homínidos macho

La lenta maduración de los homínidos machoExaminando fósiles de 1.5 a 2 millones de años de antigüedad, el antrópólogo Charles Lockwood, del University Collegue de Londres, ha llegado a la conclusión de que los machos de Paranthropus robustus, un primo lejano del hombre moderno, "continuaban creciendo en la vida adulta, como les sucede a los gorilas".

Según Lockwood, es bien sabido que los chicos maduran más tarde que las chicas. Pero las diferencias actuales en nuestra especie son insignificantes en comparación con las que presentaban nuestros ancestros, según se deduce de sus dientes. Una de las principales consecuencias de estas diferencias era que los homínidos macho alcanzaban un tamaño muy superior al de las hembras, según Lockwood.

Conociendo el patrón de crecimiento, el investigador ha comprobado que en el yacimiento sudafricano de Swartkrans, donde se cree que los huesos eran depositados por depredadores como leopardos y hienas, el número de fósiles masculinos es muy superior. Lockwood sostiene que los homínidos macho eran más vulnerables. Probablemente, añade, su estrategia reproductiva se basaba en monopolizar a un grupo de hembras. Sin embargo, desde que abandonaban el grupo donde habían hacido hasta que eran lo suficientemente maduros para atraer a las hembras transcurría un tiempo, durante el cuál eran presa fácil para los depredadores.

El estudio ha sido publicado hoy en la revista Science.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar