La explosión cósmica más intensa nunca vista

explosionTres observatorios espaciales de la NASA, Hubble, Swift y Chandra, se han unido para estudiar una de las explosiones cósmicas más intensas de la historia de la astronomía. Una semana después del estallido, una radiación de alta energía continúa apareciendo y desapareciendo en la constelación de Draco, donde el 28 de marzo fue descubierta por el telescopio Swift. La explosión, cuya fuente se ha situado en el centro de una galaxia a 3.800 millones de años luz de distancia, ha sido catalogada como estallido de rayos gamma (GRB) 110328A.

Normalmente, las emisiones de rayos gamma indican la destrucción de una estrella masiva, pero en ese caso los destellos suelen durar apenas unas horas. Entonces, ¿qué ha sucedido esta vez? Aunque la investigación está en curso, los astrónomos sospechan que esta explosión inusual probablemente surgió cuando una estrella vagaba demasiado cerca del agujero negro central de su galaxia. Las intensas fuerzas de marea rompieron la estrella, y el gas siguió precipitándose hacia el agujero. Según este modelo, el agujero negro giratorio formó un chorro de emanación a lo largo de su eje de rotación. Una poderosa explosión de rayos X y gamma es vista si este chorro apunta en nuestra dirección.

"Sabemos de objetos en nuestra galaxia que pueden producir ráfagas repetidas, pero son miles de millones de veces menos potentes que las explosiones que estamos viendo ahora. Esto es realmente extraordinario", ha explicado Andrew Fruchter, del Space Telescope Science Institute en Baltimore. "El hecho de que la explosión ocurriera en el centro de una galaxia nos dice que lo más probable es que esté asociada a un agujero negro masivo. Esto resuelve una cuestión clave sobre el misterioso suceso", añadió Neil Gehrels, científico principal de Swift en el Goddard Space Flight Center en Greenbelt.

La mayoría de las galaxias, incluida la nuestra, contiene el centro de un agujero negro con millones de veces la masa del Sol, aunque los de las galaxias más grandes pueden ser mil veces más grande. La estrella destruida, probablemente, sucumbió a un agujero negro menos masivo que la Vía Láctea, que tiene una masa cuatro millones de veces la de nuestro Sol.

 

Etiquetas: NASAastronomía

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar