La crisis hace que juguemos más a la lotería

loteriasAsí lo ha constatado un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) del que se desprende que, en los últimos años, se ha incrementado la cantidad de jugadores. Eso sí, las cantidades que invertimos son menores que hace unos años. La explicación es muy sencilla: en época de crisis la sociedad se alimenta de ilusiones y el juego siempre genera expectativas de éxito.

Los científicos del Instituto de Política y Gobernanza (IPOLGOB) de la UC3M han decidido revisar el impacto de la crisis ya no en nuestros bolsillos, cuyos resultados serían evidentes, sino en la manera en que invertimos en juegos de azar. Gracias a los datos recopilados entre 2009 y 2011 han podido observar que en estos años se ha incrementado el número de personas que juega pero lo hacen arriesgando cantidades más pequeñas. Además, los jugadores cotidianos han disminuido su frecuencia de juego, lo que ha supuesto un descenso de la cantidad global de jugada.

Como explica Francisco Javier Ruíz Martínez, del departamento de Ciencia Política y Sociología de la UC3M, "La crisis ha animado a personas que jugaban muy de vez en cuando a jugar pequeñas cantidades impulsados por el deseo o la ilusión de obtener algún premio, grande o pequeño, que pueda solucionar la vida o, al menos, aliviar alguna penuria económica". Es decir, en época de vacas flacas, las ilusiones aumentan ante la expectativa de ganar y salir del pozo.

Igualmente el estudio ha analizado el juego online, comprobando que la tendencia ha dejado de ser al alza para estancarse, notándose igualmente la crisis en este tipo de juego. Según los datos recogidos, mientras que en 2010 se jugaron unos 671 millones de euros por Internet, en 2011 la cantidad bajó a 649 millones, es decir, un 3,3 por ciento menos.

Según los datos, la mayoría de los habituales jugadores suele apostar entre 6 y 30 euros al mes y los días laborables apenas se dedican 10 minutos a esta actividad, lo que denota que se trata de una actividad impulsiva. Además, según el análisis para el 70 por ciento de los internautas jugadores, apostar es un pasatiempo, mientras que para el 30 por ciento restante es un negocio con el que ganar dinero.

Eurovegas en España

El proyecto Eurovegas, además, ha puesto de manifiesto las opiniones encontradas dentro de la sociedad en relación con el juego y las apuestas. Como explica el profesor Ruíz, "existe, como suele ocurrir en los países de tradición cultural católica, una cierta permisividad social hacia algunas actividades ligadas al juego, como las loterías clásicas. Sin embargo, la apuesta directa o las actividades ligadas a juegos de casino o similares cuentan con la total reprobación moral de pequeñas secciones de la población".

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar