¡Qué de porquería!

que-de-porqueria0,0000007 gramos pesa una mota de polvo. Se necesitarían 4,3 millones de estas partículas polvorientas para alcanzar el tamaño de una pepita de uva.

3/4 partes es la proporción de bacterias que viven en nuestros intestinos y todavía no han sido identificadas por los científicos.

20 son las caquitas que produce al día un ácaro del polvo y que resultan irritantes para los alérgicos.

100.000 bacterias por cm2 tiene el ser humano en la superficie de la piel.

1.000.000 de células de la piel se descaman y caen cada 40 minutos.

25 veces disminuye el número de bacterias sobre la piel después de una ducha escrupulosa. Al salir de la ducha, la población bacteriana pasa de 150.000 a 6.000. 35 por m3 es la cantidad máxima de microbios en el aire permitida en el quirófano, el ambiente más limpio.

300 frascos rellenos de polvo se exponen en el Museo del Polvo, en Boston. Contienen muestras polvorientas recogidas de sitios célebres, desde los zapatos de John Belushi hasta la cama de Hugh Grant.

3.300 por cm3 es la densidad de gérmenes sobre el teclado del ordenador que se alimentan de los fragmentos de cabellos, piel descamada y otras menudencias que caen sobre su superficie.

25.000 por cm3 es la población de microbios que vive pegada al micrófono del teléfono.

100.000.000 es el número de bacterias que eliminamos a través de las heces cada día. En los excrementos se pueden identificar hasta 70 especies diferentes de estos microorganismos. 112.000.000 de bacterias expulsa a diario una persona con diarrea. Cien millones son de la especie Escherichia coli; 10 millones son del género Campylobacter, 1 millón son salmonelas y otro millón, Vibrio cholerae.

1.000.000.000 de gérmenes se esconden en una esponja de baño.

12.000.000.000 de litros de gas producen a diario los intestinos de toda la humanidad.

Artículos relacionados · Como caídos del cielo (Ciencia&Natura)
· Veinte cifras astronómicas (Ciencia&Natura)
· Cifras curiosas del imparable mundo digital (Tecno)


Etiquetas: curiosidadesmicrobios

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar