¡Por los pelos del mamut!

¡Por los pelos del mamut!Apenas 0,2 gramos de pelo de mamut le han bastado a Stephan Schuster, de la Universidad Estatal de Pensilvania, para descifrar el genoma mitocondrial de 10 mamuts lanudos que vivieron en Siberia hace entre 12.000 y 50.000 años.

Y esto es sólo es el principio. Los científicos aseguran haber encontrado en los pelos fósiles un filón de oro para la paleontología. "El ADN de los huesos y músculos normalmente se degrada y se mezcla con material genético de bacterias y otras fuentes", explica Schuster, que justifica así por qué hasta ahora sólo se habían secuencia 7 genomas de animales extintos (4 aves, 2 mamuts y 1 mastodonte). Sin embargo, recomponer el ADN procedente de un pelo "sólo requiere cinco minutos".

El secreto, dicen estos científicos forenses del pasado, está en la queratina que cubre el cabello, capaz de proteger durante miles de años el ADN que contiene de cualquier agresión externa. Lo que es más, incluso lavando el pelo fósil en una solución para eliminar la posible contaminación, el ADN se mantiene intacto.

El siguiente paso, según anuncia Schuster en la revista Science, será buscar ADN en otros restos corporales que contienen queratina, como las uñas o los cuernos. El objetivo no es otro que desentrañar los secretos de los animales prehistóricos que podrán de este modo, dicen, "enviarnos mensajes desde el pasado sobre cómo podría haberse evitado su extinción".

Science (www.sciencemag.org/)

Etiquetas: paleontología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar