¿Las fases de la Luna afectan al LHC?

Las fases de la Luna afectan a las investigaciones del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN. Según ha informado el propio centro de investigación, se han descubierto variaciones significativas en los valores de colisión ofrecidos por los dos grandes proyectos de esta instalación, Atlas y CMS, que se deben al poder gravitatorio del satélite, el mismo que también produce las mareas. Por ejemplo, el efecto gravitatorio de la Luna llena "cambia las órbitas de los protones, y además lo hace de distinta manera a lo largo del paso de las partículas", según detalla el informe científico elaborado por el CERN.

Para llegar a esta conclusión midieron la luminosidad instantánea durante la Luna llena del pasado 3 de junio, determinando que, como el LHC es tan grande, la fuerza gravitatoria ejercitada por la Luna no es la misma en todos los puntos y crea distorsiones pequeñas en el túnel a lo largo de todo el diámetro. Una de la autoras del estudio, Pauline Gagnon, ha explicado que "la atracción gravitatoria de la Luna provoca estas situaciones en los océanos y a ras de suelo, pero son pequeñas variaciones que en un planeta no se notan". Sin embargo, "los operadores del LHC lo perciben porque el acelerador es a la vez muy grande y muy preciso", ha añadido.

Por estos motivos, en sus proyectos los científicos del CERN están obligados a hacer correcciones periódicas en las órbitas del haz de protones que viaja en el acelerador. De esta manera pueden desarrollar los experimentos y las mediciones sin que reflejen los efectos de la interferencia de la Luna.

Etiquetas: Lunafísica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar