¡Hey, chica, mira mi smartphone!

Los biólogos llaman “señalización costosa” a las estrategias que desarrollan los animales para hacerse una especie de campaña de autopromoción: la melena del león, el canto del ruiseñor o la cola del pavo real son ejemplos evidentes de esas artimañas. El objetivo no es otro que llamar la atención de potenciales parejas sexuales y transmitir los genes.

 

Coincidiendo con la salida del flamante iPhone 6, psicólogos de la Universidad de Wurzburgo, en Alemania, han publicado un estudio en la revista Letters on Evolutionary Science que aplica este concepto a los seres humanos.

 

Porque según sus conclusiones, los jóvenes varones solteros al acecho de relaciones esporádicas son más propensos a adquirir smartphones de última generación: es su señalización costosa, su particular cola de pavo real. Así proclaman que tienen suficientes recursos para poseer un artículo que podría comprarse a menor precio.

 

Sin embargo, si los hombres buscaban una pareja a largo plazo manifestaban su inclinación por adquirir teléfonos de gama media o baja. “Con este comportamiento anuncian que están ahorrando para el futuro, lo que resulta atractivo a las mujeres de acuerdo con las teorías evolucionistas de inversión parental y selección sexual”, ha declarado Christine Henninghausen, coautora de la investigación, en la que se ha encuestado a 352 voluntarios y voluntarias de entre 16 y 34 años.

 

En cuanto a las mujeres, los psicólogos no han detectado ninguna correlación entre su preferencia por un determinado modelo de teléfono inteligente y sus anhelos sexuales o sentimentales. Seguramente, conjeturan los expertos, porque los hábitos de consumo ostentoso femenino van orientados más bien a competir con personas de su mismo sexo.

 

 

Etiquetas: ligarsmartphonestecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar