Hallan un fósil viviente en aguas neozelandesas

Un equipo de expertos del Instituto Nacional de Investigación sobre el Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda (NIWA) ha descubierto en aguas próximas a este país una criatura marina microscópica que se creía extinta desde hace millones de años.

 

Se trata de un pólipo tentaculado conocido como protulophila que forma colonias en el interior de algunos gusanos de mar.  El último indicio sobre la existencia de estos organismos, que aparecen por primera vez en el registro fósil hace 170 millones de años en lo que hoy es Europa y Oriente Medio, fue hallado en unas rocas de 4 millones de años.

 

No obstante, los investigadores dieron con la pista de ellos en unas muestras obtenidas en Nueva Zelanda, de solo un millón de años de antigüedad.

 

Animados por el hallazgo, estudiaron más en colaboración con científicos del Museo de Historia Natural, en el Reino Unido, y la Universidad de Oslo. Ahora, están convencidos de que han hallado su presencia en una de ellas recuperada en 2008 cerca de Picton, en la Isla sur de Nueva Zelanda.

 


Según ha explicado Dennis Gordon, biólogo marino en el NIWA, “el descubrimiento de ejemplares de protulophila vivos, unos seres relacionados con los corales y las anémonas, es una muestra de cómo nuestro conocimiento sobre los fósiles puede llevarnos a mejorar el que tenemos de la actual biodiversidad. El siguiente paso será dar con un organismo en buen estado para intentar secuenciar su genoma”.

Etiquetas: fósilesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar