Hallado el primate más antiguo del mundo

Un equipo internacional de investigadores ha anunciado en Nature el descubrimiento el esqueleto fósil de primate más antiguo del mundo. Pertenece a una especie hasta ahora desconocida que vivió hace 55 millones de años y que ha sido bautizada como Archicebus achilles. Sus restos estaban enterrados en el fondo de un antiguo lago en la provincia china de Hubei, cerca del curso del actual Río Yangtze.

El nuevo fósil será crucial para arrojar luz sobre la separación entre el linaje que condujo a los monos modernos, simios y humanos, y la rama que dio lugar a los actuales tarseros, unos pequeños primates arborícolas nocturnos con enormes ojos.

El esqueleto de Archicebus es 7 millones de años más antiguo que los esqueletos de primates más primitivos encontrados hasta la fecha, incluido el famoso Darwinius masillae descubierto en 2009. Y lo más interesante es que "es radicalmente diferente de cualquier otro primate, vivo o fósil, conocido por la ciencia", según aclara Christopher Beard, investigador del Museo de Historia Natural de Carnegie (EE UU) y coautor del trabajo. "Parece un extraño híbrido con pies de un mono pequeño, las extremidades y los dientes propios de un primate muy primitivo, y un cráneo también primitivo con ojos sorprendentemente pequeños -es decir, más parecidos en su tamaño a los de los humanos que a los de los monos tarseros-."

Todos los rasgos apuntan a que Archicebus era un buen cazador diurno e insectívoro, que vivía en los árboles. Pesaba en torno a 20 o 30 gramos, es decir, bastante menos que el más pequeño de los primates vivos, el lémur ratón pigmeo de Madagascar. Y eso hace sospechar que los primeros primates eran minúsculos. La reconstrucción tridimensional de su anatomía ha sido posible gracias a una técnica de escaneo digital con rayos X aplicada en la Instalación Europea de Radiación Sincrotrón, en Grenoble (Francia).

El nombre de Archicebus deriva del griego arche, que significa 'principio o primero' y de kebos, que quiere decir 'mono de cola larga'. Su epíteto, achilles, hace referencia al héroe griego mitológico y se ha elegido por la extraña anatomía de sus tobillos (el tendón de Aquiles pasa por detrás del tobillo).

Archicebus vivió en la primera parte del Eoceno, en un período en el que se supone que hubo un intenso efecto invernadero que hizo que gran parte del planeta se cubriera de bosques tropicales, y que las palmeras crecieran incluso en Alaska.

Etiquetas: paleontología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar