GRB, la explosión más terrible del universo conocido

Una vez al día, en algún punto del cielo y durante un espacio de tiempo que va desde la fracción de un segundo a unas pocas horas, el universo nos regala con una tremenda explosión en alguna galaxia lejana.

Son los Gamma Ray Burst o estallidos de rayos gamma (GRB) y brillan tanto como 200.000 Vías Lácteas juntas. Fueron detectados por primera vez el de 2 julio de 1967 por los satélites norteamericanos Vela 3 y Vela 4, que estaban destinados a medir la radiación gamma producida por las pruebas nucleares soviéticas.

Tuvimos que esperar más de 30 años, al 23 de enero de 1999, para poder fotografiar este cataclísmico fenómeno: una impresionante fulguración de energía en un punto del cielo situado en la constelación del Boyero. Si hubiera sucedido a tan sólo 2.000 años-luz de nosotros en el cielo hubiera aparecido una estrella dos veces más brillante que el Sol. Por suerte, la explosión tuvo su origen en una debilísima galaxia situada a una distancia de 9.000 millones de años-luz.

Los GRB son las peores deflagraciones que suceden en el universo desde la Gran Explosión. Su origen es desconocido y no hay un consenso sobre quién o quiénes pueden ocasionar tales deflagraciones. Por suerte suceden en galaxias muy, muy lejanas. 
Según un estudio de 2004, si un GRB sucediera a tan solo 3.000 años-luz de distancia podría llegar a destruir la mitad de la capa de ozono de la Tierra y desatar una extinción en masa.

Etiquetas: Universoastronomíacienciaestrellasgalaxias

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar