Frank Sherwood Rowland, el químico que se chivó de los CFCs

rowlandEste químico americano, premio Nobel de Química en 1995, demostró hace casi 20 años junto a Mario Molina y Paul Crutzen que los clorofluorocarbonos, los famosos CFCs, producen el agotamiento de la capa de ozono atmosférica. Gracias a este hallazgo se pudo limitar el uso de estos compuestos y recuperar esta importante zona de la atmósfera. Ahora, acaba de fallecer a sus 84 años.

Los CFCs servían para expulsar en forma de aerosol distintos compuestos: desde productos de belleza e higiene como los desodorantes, hasta productos de limpieza del hogar como los limpiamuebles. Hasta que Sherwood Rowland lo descubriese en 1974 en una investigación publicada por primera vez en la revista Nature, nadie imaginaba que esas pequeñas moléculas fueran tan perjudiciales para la capa de ozono. De hecho en 1976 la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos reconoció la validez de sus conclusiones, lo que provocó que en 1978 el país norteamericano prohibiese el uso de estos compuestos para preservar el medio ambiente.

Su investigación le convirtió en una de las voces cantantes contra el cambio climático y la importancia de las investigaciones sobre el clima y la atmósfera. "Si crees que algo que has descubierto puede afectar al medio ambiente, ¿no es vuestra responsabilidad hacer algo al respecto?" apuntaba el propio Rowland en la mesa redonda sobre el cambio climático de la Casa Blanca en 1997, a lo que interpelaba, "Si no somos nosotros, ¿quién? Si no es ahora, ¿cuándo?".
En palabras del decano de la Universidad de California, Kenneth C. Janda, "él salvó al mundo de una catástrofe todavía mayor, y lo hizo desde el compromiso con la ciencia, la verdad y la humanidad, con integridad y elegancia".

El químico murió en su casa de California el pasado sábado aquejado de un Parkinson que ha resultado mortal. Eso sí, en los libros de ciencia quedará siempre el poso de una de las principales voces contra el cambio climático y la lucha por el mantenimiento de la capa de ozono.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar