Felix Baumgartner protagoniza la caída libre de mayor altura y rompe la barrera del sonido

baumgartner

El deportista austríaco Felix Baumgartner se ganó ayer, 14 de octubre, un lugar en los libros de Historia tras convertirse en el primer ser humano en romper la velocidad del sonido en caída libre. Después de volar hasta la estratosfera, a una altura de 39.045 metros, a bordo de una cápsula espacial impulsada por un globo aerostático lleno de helio, Baumgartner saltó hacia la superficie terrestre, alcanzando en el descenso una velocidad máxima de 1.342,8 kilómetros por hora, y aterrizó a salvo en el desierto de Nuevo México después de 4 minutos y 20 segundos de caída libre. Millones de personas de todo el mundo presenciaron su hazaña, que llevó a cabo enfundado en un traje presurizado, con el fin de protegerse de las temperaturas de hasta 70 grados bajo cero que se registran en la estratosfera, la capa de la atmósfera terrestre que se extiende entre los 10 y los 50 km de altitud aproximadamente, en la que se sitúa la capa de ozono.

El aventurero austríaco, que se prepara desde hace cinco años para esta misión, puede presumir de haber roto simultáneamente tres récords: ser el primero en superar la velocidad del sonido sin ayuda mecánica, realizar el salto con paracaídas desde más altura y ascender en globo al punto más alejado de tierra firme.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar