Experimentos científicos para hacer con niños en verano

Formas refrescantes e instructivas de pasar los días calurosos mientras haces experimentos con tus hijos.

En días calurosos, todos buscamos maneras de refrescarnos. Estos experimentos científicos para hacer con niños son perfectos para disfrutar al aire libre donde el laboratorio de pruebas será una piscina infantil de plástico o similar. Ciencia y diversión se dan la mano.

 

La magia de la flotabilidad

 

¿Cómo es posible que los barcos, tan pesados como son, floten en el agua y no se hundan? Con este experimento descubriremos cómo funciona la flotabilidad, esto es, la capacidad de un cuerpo para flotar. Los objetos permanecen en la superficie debido a la fuerza de flotación. Veamos qué necesitaremos:

Un gran contenedor de agua (una piscina para niños sería ideal)
Servilletas de papel
Plastilina
Objetos pequeños (que deben tener todos el mismo peso; un puñado de monedas, por ejemplo).

 

Los experimentos con agua mostrarán a los niños lo divertido que es hacer ciencia

Una vez tengamos todos los materiales, cogeremos un poco de plastilina y haremos una bola con ella, aproximadamente del tamaño de una pelota de golf. La colocaremos a continuación en el agua. ¿Flota la pelota de plastilina? Recogeremos la pelota y la secaremos con una servilleta de papel. Ahora, intentaremos darle forma de barco a nuestra plastilina para luego colocarla de nuevo en el agua. Voilà! El barco de plastilina flota gracias a la “magia” de la flotabilidad. Lo siguiente que haremos será ir colocando monedas en nuestro nuevo barco observando su capacidad para mantenerse en la superficie.

Puedes experimentar con diferentes tamaños y formas utilizando distintas cantidades de plastilina. ¿Cuántas monedas serán necesarias antes de que se hunda bajo el agua? ¿Por qué algunas formas (pelota o forma de barco) flotan mejor que otras?

 

Monedas que desaparecen

 

Gracias a este experimento con agua les enseñaremos el fenómeno de la refracción. Necesitaremos:

 

1 moneda

1 vaso de cristal

Agua

 

Cogeremos el vaso de cristal vacío y le colocaremos en el fondo una moneda. Llenaremos el vaso con agua, observando que, por ahora, sigue viéndose reflejada la moneda en el fondo del vaso. Esto se debe a que en esta ubicación de la moneda, la luz reflejada llega a nuestros ojos. Sin embargo, si colocamos la moneda debajo del vaso vacío y luego lo llenamos con agua. ¿Qué ocurre? ¡La moneda se vuelve invisible! En este caso, al mirar el vaso desde otro lado, la refracción nos hace creer que la moneda ha desaparecido.

 

Etiquetas: aguacienciaexperimentos científicosexperimentos para niñosniños

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar