Erupciones volcánicas acabaron con los neandertales

El cambio climático después de una etapa de erupciones volcánicas masivas llevó a la extinción de los neandertales.

"Planteamos la hipótesis de que la desaparición de los neandertales se produjo abruptamente (en una escala de tiempo geológico) después de la actividad volcánica más poderosa registrada en el oeste de Eurasia durante el período de la historia evolutiva neandertal", escriben en la revista Current Anthropology los investigadores Liubov Vitaliena Golovanova y Vladimir Borisovich Doronichev, del Laboratorio de Prehistoria ANO en San Petersburgo (Rusia). "Esta catástrofe no sólo destruyó drásticamente los nichos ecológicos de las poblaciones neandertales, sino que también causó una despoblación masiva", añaden.

Las evidencias de la catástrofe procedende la cueva de Mezmaiskaya, en las montañas del Cáucaso del sur de Rusia, un sitio rico en huesos y herramientas de Neandertal. Las recientes excavaciones de la cueva revelan dos capas distintas de cenizas volcánicas que coinciden con eventos volcánicos a gran escala que se produjeron hace unos 40.000 años, dicen los investigadores.

Las capas geológicas que contienen las cenizas también muestran evidencias de un cambio climático abrupto y potencialmente devastador. Las muestras de sedimentos de las dos capas revelan una seria reducción en las concentraciones de polen en comparación con las capas que lo rodean, lo que indica un cambio dramático hacia un clima más fresco y seco. Además, la segunda de las dos erupciones parece marcar el final de la presencia de neandertales en Mezmaiskaya. Numerosos huesos de Neandertal, herramientas de piedra, huesos de animales de presa se han encontrado en las capas geológicas debajo del depósito de cenizas, pero ninguno de ellos se encuentran por encima de ella.

Las capas de cenizas corresponden cronológicamente a lo que se conoce como la supererupción Ignimbrita campaniana, que se produjo hace unos 40.000 años en la actual Italia, y se cree que una erupción menor tuvo lugar casi al mismo tiempo en las montañas del Cáucaso. Los investigadores sostienen que estas erupciones causaron un "invierno volcánico", en el que nubes de ceniza oscurecieron los rayos del sol, posiblemente durante años. El cambio climático "ocasionó la muerte masiva de los homínidos y animales de presa y la alteración severa de las zonas de alimentación."

En cuanto a los primeros humanos modernos, los investigadores sugieren que "inicialmente ocuparon la parte más meridional del oeste de Eurasia y África y por lo tanto evitaron la mayor parte de los efectos directos de las erupciones". Y mientras que los avances en las técnicas de caza y la estructura social claramente ayudaron a la supervivencia de los humanos modernos a medida que se trasladaron al norte, "pudieron haberse beneficiado del vacío dejado por la población neandertal en Europa, permitiendo una mayor colonización y el establecimiento de fuertes poblaciones de origen en el norte de Eurasia".

Etiquetas: geologíaneandertalvolcanes

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar