Encuentro con un asteroide

lutetiaLa sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) se aproximó al asteroide Lutetia el pasado sábado por la tarde, ejecutando una espectacular y precisa maniobra automática a tan sólo 3.162 kilómetros de distancia. De este modo, hemos podido ver la superficie cubierta de cráteres del asteroide Lutetia, que revela que ha recibido múltiples impactos durante sus 4.500 millones de años de existencia. Además, durante la aproximación la rotación del asteroide mostró una gran depresión que se extiende por gran parte de la superficie de Lutetia, que tiene forma alargada, con una longitud aproximada de 130 kilómetros. El cruce entre los dos cuerpos se realizó a una velocidad de unos 15 kilómetros por segundo. 

Los asteroides son cuerpos primitivos del sistema solar que contienen la información originaria en diferentes estadios de evolución. En concreto, Lutetia había permanecido envuelto en un halo de misterio durante muchos años, ya que los telescopios mostraban características contradictorias: en algunos aspectos parecía ser un asteroide de 'tipo-C', un fósil de la creación del Sistema Solar; en otros podría tratarse de un objeto de 'tipo-M'. Estos últimos están relacionados con los meteoritos de hierro, presentan una tonalidad rojiza y se cree que son los restos del núcleo de objetos de mayor tamaño.

"Creemos que Lutetia es un objeto muy antiguo. Esta noche hemos visto una reliquia de la creación de nuestro Sistema Solar", comentó Holger Sierks, investigador principal del instrumento OSIRIS, usado para captar las imágenes del asteroide. Todo apunta a que, en efecto, Lutetia es uno de los pocos supervivientes del violento nacimiento del Sistema Solar.

Etiquetas: astronomía

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar