Encuentran el camaleón más antiguo del mundo preservado en ámbar

Vivió hace 100 millones de años en la actual Myanmar o Birmania, en el sudeste asiático.

El camaleón más vetusto se arrastraba por las antiguas zonas tropicales de la actual Myanmar cuando sucumbió a la resina de un árbol de coníferas. Con el tiempo, la resina acabó fosilizada en ámbar, dejando al lagarto en perfecto estado de conservación. Hoy, un equipo de científicos de la Universidad de Florida (EE.UU.) ha revelado su hallazgo 100 millones de años después. Es, sin duda, el camaleón más antiguo del mundo.

 

El espécimen actual es hasta 78 millones de años más arcaico que el conocido hasta ahora. Y no solo encontraron este camaleón sino también otros 11 lagartos fósiles más antiguos (entre ellos geckos) también fosilizados en ámbar. Fueron descubiertos en una mina hace algunas décadas, pero hasta hace relativamente poco tiempo los expertos no habían tenido la oportunidad de analizarlos.

 

“Estos fósiles nos dicen mucho acerca de la extraordinaria diversidad de los lagartos en los antiguos bosques tropicales. El registro fósil es escaso, ya que la piel y los frágiles huesos de las lagartijas por lo general no garantizan la protección, especialmente en los trópicos, lo que hace que los nuevos fósiles de ámbar sean una ventana abierta muy rara y única a un período crítico de la diversificación”, explica Edward Stanley, coautor del estudio.

 

Las nuevas especies serán nombradas y descritas en un estudio futuro. Afortunadamente de la docena de fósiles, tres de ellos, el del camaleón, un gecko y un lagarto arcaico, están extremadamente bien conservados.

 

Gracias a la técnica de microtomografía computarizada de rayos X (micro-CT), que permite la formación de imágenes de rayos X en 3D, los científicos pudieron identificar al que ya es el camaleón más antiguo del mundo.

 

“Fue alucinante. Por lo general, tenemos una pata u otra parte pequeña preservada en ámbar, pero estos son especímenes enteros, incluso con escalas de colores perfectamente intactas”, afirma Stanley.

El estudio ha sido publicado en la revista Science Advances.

 

Etiquetas: Cretácicocienciafósilespaleontología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar