El Yeti era en realidad un híbrido de diversos osos

El abominable hombre de las nieves, ese ser gigante,  peludo y misterioso que supuestasmente ha atemorizado durante años a los pobladores del Himalaya, no es más que un cruce de distintos tipos de osos. Así lo ha certificado un análisis genético realizado en la Universidad de Oxford a dos restos de pelo atribuidos a esta criatura misteriosa.

 

Gracias a dos muestras atribuidas al famoso Yeti tomadas en Ladakh al oeste del Himalaya y en Bhutan, al este de la cordillera, los investigadores han podido llegar a una conclusión fiable.  "El resultado de la investigación establece que las dos muestras son genéticamente idénticas a una especie de oso polar localizado antiguamente en Svalbard, Noruega” explicaba a la BBC el profesor de genética de la Universidad de Oxford Bryan Sykes. Según el informe, osos polares y de pelaje marrón se habrían cruzado en territorios comunes durante miles de años generando especies híbridas.

 

En concreto el equipo de Sykes analizó el gen 12S ARN y lo comparó con las muestras que se encuentran en el depósito internacional de secuencias de genes, el GenBank. Comparando los datos genéticos encontrados con otras muestras ya catalogadas los investigadores comprobaron que dichos restos coincidirían con los de mandíbula de oso polar hallados en la zona y que datan de hace 40.000 años.

 

Aunque seguirán existiendo escépticos sobre criaturas misteriosas como el BigFoot, Yeti o el abominable hombre de las nieves, parece que los datos son más que concluyentes: lo que muchos piensan que es una criatura misteriosa podría ser un simple híbrido de dos especies de úrsidos.

 

Etiquetas: ciencia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar