El tsunami de Japón creó nuevos icebergs en la Antártida

icebergsEl terremoto que sufrió Japón el pasado 11 de marzo provocó el desplazamiento del glaciar Whillans, una lengua de hielo en movimiento en el Océano Antártico que se movió "bruscamente" medio metro después del seismo, según un estudio de la Universidad de California (EE UU) publicado en la revista Journal of Geophysical Research. El equipo de la Universidad de California coordinado por Jake Walter lleva desde 2007 controlando con estaciones GPS los movimientos de este glaciar que, según ha señalado, se desplaza a diferentes velocidades, con una media de un metro al día. Sin embargo el 11 de marzo, después de que se produjera el terremoto de 8,8 de magnitud, se registró un desplazamiento "brusco" en el que el glaciar se movió "de golpe" medio metro. Los expertos han indicado que el movimiento habitual del glaciar está vinculado a las mareas, por lo que el posterior tsunami también podrían "tener algo que ver con este suceso".

Por otra parte, un estudio realizado por científicos de la NASA y publicado en la revista Journal of Glaciology ha relacionado el desprendimiento de enormes masas de hielo -del tamaño de la isla de Manhattan- en la plataforma antártica de Sulzberger con el paso del tsunami de Tohoku, que se originó con el terremoto en las costas de Japón en marzo de 2011, a 13.000 kilometros de distancia del temblor. Utilizando imágenes de satélite, Kelly Brunt y sus colegas del Centro de Vuelo Espacial Goddard identificaron nuevos icebergs flotando en el mar de Ross unas 18 horas después de que grandes olas llegaran a la Antártida. Después de compararlas con imágenes históricas del satélite, el grupo llegó a la conclusión de que había una ligera elevación de hielo, no registrada desde 1965.


Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar