El terremoto de Murcia tuvo un elevado efecto destructivo

seismo-espanaEl terremoto que sacudió Murcia ayer miércoles tiene su origen en la interacción de dos placas tectónicas, la ibérica y la africana. El movimiento continuo de estas placas de la corteza terrestre es lo que convierte el sureste de la Península en una zona sísmicamente activa, según los expertos.

De acuerdo con el Instituto Geográfico Nacional, al terremoto de magnitud 4.5 en la escala Ritcher que hacía temblar poco después de las 17,05 horas la ciudad de Lorca (Murcia), y que tuvo como epicentro el noroeste lorquino, le siguió una réplica de 5.1 que fue más destructiva. A lo largo de la tarde y la noche de ayer hubo varias decenas de réplicas, entre ellas una de 3,9 grados.

Según fuentes de la Red Sísmica del Instituto Geográfico Nacional, los terremotos de mayor intensidad registrados en el sureste español desde "hace al menos 500 años" han estado en torno al "cinco o cinco y pico". Los expertos han señalado que el segundo terremoto "seguramente" es el sismo principal, mientras que el primero, el ocurrido a las 17:05 horas, podría calificarse como "premonitorio", según la terminología científica. Ambos terremotos se han dejado sentir además en Murcia, Albacete y en las provincias andaluzas de Almería, Jaén, Granada, Málaga y Sevilla. La técnico en riesgos naturales de la Delegación del Gobierno de Murcia, Sofía González, explicó a Europa Press que el terremoto, que de momento ha dejado una decena de fallecidos y centenares de heridos, liberó una energía similar a la que producen 2 millones de kilos de explosivos. 

A menos de un kilómetro de profundidad


Por su parte, el geólogo de la Universidad de Jaén Juan Jiménez ha señalado que los terremotos que han ocurrido el miércoles "están relacionados con la actividad de la falla de Alhama de Murcia". Esta fractura pertenece a un gran sistema de fallas con orientación Noreste-Suroeste, que se extiende desde Almería hasta Alicante, conocido como la zona de cizalla de Trans-Alborán. Su sistema de movimiento global es similar al que desarrolla la falla de San Andrés en California, aunque de magnitud mucho menor, produciendo que el segmento Sur Este de la Península Ibérica se desplace progresivamente hacia el Noreste.

La longitud y continuidad de este sistema de fallas es la mayor de la Cordillera Bética y, por tanto, hace que sea el sistema más propicio para generar terremotos de gran magnitud. Aunque según Jiménez, la sismicidad se caracteriza fundamentalmente por eventos de magnitud moderada-baja, en esta región han tenido lugar terremotos de gran capacidad destructiva como los ocurridos en Vera (1518, magnitud 9), Almería (1522, magnitud 9) o Torrevieja (1829, magnitud 10), "que confirman que en las costas del sur de España y del norte de África el riesgo de terremotos es alto". Según el experto, el elevado efecto destructivo que tuvieron los terremotos de ayer "se debe al hecho de que el hipocentro (profundidad a la que se sitúa el terremoto) se encuentra a menos de 1 kilómetro, según indican los primeros datos sísmicos".

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar