El ritmo de la huerta

El ritmo de la huertaPara interpretar sus melodías con sonidos bien afinados, los músicos de esta banda musical necesitan paciencia, habilidad... y buenos cuchillos de cocina. La zanahoria-flauta, la calabaza-bajo, el puerro-violín, el calabacín-vibráfono, el pepinófono, el rábano-marimba y los apio-bongos son algunos de los instrumentos con los que la Orquesta de Verduras de Viena deleita a su público. Estos músicos tan heterodoxos aseguran ser un grupo consolidado: "Nos tomamos muy en serio nuestra música. Este proyecto no es sólo para divertirnos".

Desde su creación, en 1998, el conjunto artístico ha cosechado cada vez más éxitos. Hoy ofrecen de 20 a 30 conciertos anuales en Asia y Europa, y además ya tienen dos discos en el mercado: Gemise, la primera orquesta vegetal de Viena, grabado en 1999, y Automate, su último disco, en el que se percibe su evolución y juegan con la fusión entre lo orgánico y lo digital de la mano de los ritmos electrónicos.

Música fresca, interpretada única y exclusivamente con instrumentos vegetales. Esa es la apuesta de los trece componentes que forman este grupo: once músicos, una ingeniera de sonido y un artista de vídeo. Así explican su filosofía musical: "Podemos producir sonidos difíciles de conseguir con otros instrumentos. La diferencia se percibe con sólo escucharnos. A veces nuestras verduras suenan de un modo animal, y otras veces los sonidos son abstractos. Hemos explorado estos últimos en nuestro CD Automate". La Orquesta pretende superar los conceptos musicales convencionales los hábitos del público. La experimentación, como sucede con la buena cocina, es una de las claves de su trabajo: "Desarrollamos constantemente nuevos instrumentos. Cada vez que tocamos, los refinamos o probamos nuevas variaciones. A veces creamos uno nuevo a partir de dos ideas".

La Orquesta se atreve con todos los estilos que consiguen sacar de sus verduras y hortalizas: música clásica, contemporánea, beat, electrónica, jazz, noise... Y aclaran una cuestión que les trae de cabeza: "No somos vegetarianos. ¡Hemos respondido a esta pregunta dos millones de veces!".

www.gemueseorchester.org

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar