El primer telescopio robótico del mundo 'caza' sus primeros planetas

Un telescopio autónomo optimizado para la caza de planetas. Así es el Automated Planet Finder (APF), un telescopio de 2,4 metros ubicado en el Observatorio Lick en el Monte Hamilton de California (EEUU) que es además el primer telescopio robótico dedicado a la búsqueda de exoplanetas habitables como las misiones Kepler o PLATO. Ya ha realizado sus primeros descubrimientos desde su puesta en marcha en enero de 2014.

 

Antes de la misión Kepler, la búsqueda de planetas se basaba en telescopios terrestres que observaban las estrellas una a una, como el Observatorio Keck de Hawai, pero el APF va un paso más allá. Gracias a él se han podido delimitar las órbitas de los exoplanetas con potencial para albergar vida, así como averiguar la masa de los mismos.

 

Los científicos necesitan ambas técnicas, las espaciales y las terrestres, para conocer la densidad de un planeta y así obtener pistas sobre su composición. El inconveniente de los telescopios terrestres es que necesitan una supervisión constante, obstáculo que queda solventado gracias a este telescopio robótico que está automatizado al 100%.

 

Cada día, cuando el Sol se oculta, el sistema comprueba el tiempo, decide qué estrellas observará y mueve el telescopio pasando de estrella a estrella durante toda la noche, recogiendo las mediciones que revelan la presencia de planetas. El objetivo final es encontrar planetas del tamaño de la Tierra en las zonas habitables del universo.

 

Los dos primeros sistemas planetarios encontrados por el APF no son muy interesantes en sí mismos pero abren la puerta a la esperanza de que en cualquier momento este telescopio robótico realizará un gran descubrimiento. Es solo cuestión de tiempo.

 

Etiquetas: astronomíaestrellasexoplanetasrobóticatelescopio

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar