El paladar selectivo de los neandertales

El paladar selectivo de los neandertalesUn tercio de los humanos modernos no puede percibir el sabor amargo de los alimentos, o lo hace de forma muy leve, debido a una variante de cierto gen. Los restos de un neandertal hallados en el yacimiento de El Sidrón (Asturias) revelan que algunos miembros de esta especie, extinta desde hace 28.000 años, tampoco percibían la amargura.

Según publica un equipo de investigadores españoles en el último número de la revista Biology Letters, estos neandertales tenían el mismo gen que codifica la percepción de la amargura en los humanos modernos (Homo sapiens), el TAS2R38. Este gen dirige la producción de una proteína que se encuentra en las células de las papilas gustativas de la lengua, que al interaccionar con la molécula amarga envía señales al cerebro sobre el sabor. Cuando un individuo posee la variante "mala" del gen no percibe el sabor amargo, o necesita una cantidad muy alta de sustancia para hacerlo.

Los compuestos que causan la amargura están presentes en muchos vegetales, como el brócoli, la col, las coles de Bruselas, las endivias o algunas frutas. Estos compuestos pueden ser tóxicos si se ingieren en grandes cantidades, por lo que la incapacidad para percibirlos aumentaba el riesgo de morir envenenados de nuestros antepasados. "La existencia de individuos que no perciben el sabor amargo es un misterio desde el punto de vista evolutivo, que quizás podría explicarse por algún efecto selectivo que confiriera a los no gustadores alguna ventaja, como poder detectar algún otro compuesto todavía no identificado", explica Carles Lalueza Fox, coautor de la investigación.

El yacimiento de El Sidrón, en Asturias, en el que se realizan excavaciones desde 2000, ha permitido recuperar hasta la fecha cerca de 1.600 restos óseos de, al menos, diez individuos neandertales. Hace poco, el genoma mitocondrial de un individuo hallado en esa cueva permitió conocer que el antepasado común materno de todos los genomas mitocondriales neandertales, la llamada "Eva mitocondrial" neandertal, vivió hace sólo 110.000 años, por lo que sería más reciente que la de los humanos modernos, que los investigadores sitúan en África hace 150.000. Además, otra muestra de El Sidrón se utilizó para recuperar un gen de la pigmentación que permitió determinar que algunos neandertales eran pelirrojos.

Etiquetas: neandertal

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar