El origen de los mamíferos se atrasa hasta los 208 millones de años

Científicos del Museo de Historia Natural de Estados Unidos y la Academia China de Ciencias han presentado en sociedad, a través de la revista Nature, a tres animalillos hasta ahora desconocidos que vivieron hace unos 160 millones de años: Shenshou lui, Xianshou linglong y Xianshou songae.

 

Pesaban entre 28 y 280 gramos, se daban un aire a las modernas ardillas y habitaban en los árboles, como se deduce de la anatomía de su colas y patas.

 

Lo más importante de este descubrimiento es que atrasa considerablemente en el tiempo el origen de los mamíferos, hasta hace 208 millones de años, aproximadamente. Durante décadas, los paleontólogos habían discutido sobre la clasificación de un enigmático grupo de animales extinguidos llamado Haramiyida, de los que apenas habían encontrado fragmentos de mandíbulas y dientes.

 

El hallazgo de los nuevos fósiles, muy bien preservados, permite reconstruir su fisionomía completa y etiquetarlos, prácticamente sin lugar a dudas, como mamíferos. Los expertos se basan en detalles como la presencia de un oído medio con tres huesos, exclusivo de ese grupo de vertebrados de sangre caliente al que los humanos también pertenecemos.

 

Esto podría significar que los mamíferos se separaron del linaje de los reptiles en el Triásico tardío (hace entre 231 y 201 millones de años) y no en el Jurásico Medio (hace entre 176 y 161 millones de años) como muchos investigadores creían. Esto coincide con otras hipótesis basadas en el estudio de ADN.

 


Para los tres arborícolas del Mesozoico han creado un nuevo grupo o clado en el árbol de la evolución: Euharamiyida. En cuanto a sus hábitos alimenticios, parece que se alimentaban de insectos, frutos secos y fruta, que devoraban con sus extraños dientes, llenos de bordes puntiagudos.

Etiquetas: animalescienciaevolución

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar