El "Minilab" de la NASA para buscar vida extraterrestre

La agencia espacial estadounidense desarrolla un laboratorio del tamaño de un portátil para buscar signos de vida en otros planetas.

Si hallamos vida extraterrestre –presente o extinguida–, es probable que sea en forma de microorganismos. Encontrarlos, o identificar los rastros que hayan dejado, es cosa de química y tecnología como la que incorpora el Chemical Laptop (portátil químico) en el que trabaja el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, situado en Pasadena, California.   

 

Se trata de un laboratorio miniaturizado que analiza muestras que puedan contener signos de vida, y se llevará encima o a bordo de un vehículo robótico como los que hoy circulan por la superficie de Marte. Como dice Jessica Cramer, una de las investigadoras del proyecto, “si lo enviamos al espacio, será el dispositivo más sensible de este tipo que haya abandonado la Tierra, y el primero capaz de buscar compuestos orgánicos como los dos tipos de aminoácidos –zurdos y diestros–, y ácidos grasos”.

 

Los aminoácidos son los elementos estructurales que construyen las proteínas, y se pueden formar en cualquier simetría molecular, zurda o diestra, que son cada una para la otra como el reflejo en un espejo, como pasa con las manos. Es lo que se llama “quiralidad”. La vida solo surge cuando las proteínas contienen un solo tipo quiral de aminoácidos, el “zurdo” o el “diestro”. En el caso de la Tierra, toda la vida contiene aminoácidos “zurdos”, pero eso podría ser distinto en otros mundos. Por su parte, los ácidos grasos son componentes clave de las membranas celulares.

 

El dispositivo de la NASA puede reprogramarse como un portátil para realizar distintasfunciones, y cuenta con aplicaciones que analizan aminoácidos y ácidos grasos, componentes esenciales para la vida, pero que también pueden hallarse en fuentes no orgánicas. El Chemical Laptop podría encontrar la diferencia en ese origen. Según afirma Cramer en la web de la NASA, “si una muestra contiene los dos tipos de aminoácidos en una proporción de 50-50, podríamos concluir que no es de origen biológico. Pero si predominara con claridad uno de ellos, esa podría ser la mejor prueba de que hay vida en otros planetas”.

 

¿Y cómo funciona el Chemical Laptop? Las muestras que analiza han de ser líquidas, algo difícil en planetas como Marte. Para solucionarlo, la muestra se introduce en un tubo con agua a 100º C. El agua sale llevando con ella las moléculas orgánicas, y pasa al dispositivo, que separa los aminoácidos y los ácidos grasos y los detecta con un láser. Después, se añaden a la muestra una serie de aditivos químicos: algunos de ellos interactúan solo con aminoácidos diestros, y otros con los zurdos. Eso aporta la pista que los científicos andan buscando.

 

Las primeras pruebas con este instrumento han sido positivas, y se preparan nuevos tests en el desierto de Atacama (Chile), uno de los escenarios favoritos de los exobiólogos, dadas sus condiciones muy hostiles a la vida, que lo asemejan a otros lugares del sistema solar. El Chemical Laptop podría ser ideal para buscar vida en mundos helados como Europa o Encélado, ya que allí bastaría con derretir un poco de hielo y analizarlo directamente, sin necesidad de más operaciones.  

 

Imagen: El tamaño del Chemical Laptop queda de manifiesto si se coloca junto a un portátil sobre un rover de prueba. Crédito: NASA – JPL Caltech

 

Etiquetas: NASAcienciainnovaciónrobótica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar