El meteorito que encontró Google Earth

crater-kamilEn 2008, una búsqueda en Google Earth condujo al descubrimiento del cráter Kamil, uno de los sitios de impacto de meteorito mejor conservados que ha sido encontrado hasta ahora. A principios de este año, una expedición accedió a este remoto punto del desierto de Egipto para recoger desechos de hierro y determinar la edad del cráter y sus orígenes.

Las indagaciones apuntan a que el meteorito metálico que formó el cráter se estrelló a 12.000 kilómetros por hora contra la superficie terrestre cerca de lo que hoy en día es la región fronteriza entre Egipto, Sudán y Libia. El impacto de un bloque de 10 toneladas de hierro generó una bola de fuego y un penacho que debió ser visible a más de 1.000 km de distancia, y que perforó un agujero de 16 metros de profundidad y 45 metros de ancho en el terreno rocoso.

Desde entonces, el cráter había quedado protegido de la acción geológica y los procesos climáticos de la Tierra, que suelen hacer casi invisibles la mayoría de los cráteres de impacto. También pasó inadvertido hasta ahora para los seres humanos.

Pero eso cambió en 2008, cuando el cráter fue descubierto durante un estudio en Google Earth conducido por el experto en minerales Vincenzo de Michele, del Museo Civico di Stroia Naturale en Milán , Italia. Estaba buscando recursos naturales cuando por casualidad vio el cráter de impacto redondeado en la pantalla de su PC. De Michele contactó con un astrofísico, Mario Di Martino, del INAF (Instituto Nacional de Astrofísica) de Turín, quien organizó una expedición al lugar en febrero de este año, mientras se obtenían imágenes de satélite más precisas de la zona.

Tras dos semanas de viaje, una expedición de 40 personas llegó al cráter. Según informa la Agencia Espacial Europea (ESA) se recogieron más de 1.000 kilos de fragmentos metálicos de meteorito, incluyendo un trozo de 83 kilos que se cree separado del cuerpo principal del meteorito poco antes del impacto, ya que fue encontrado a 200 metros del cráter. Además, los investigadores crearon un modelo en 3D del terreno usando radares.

"Esto demuestra que los meteoritos metálicos que tienen una masa del orden de 10 toneladas no se rompen en la atmósfera, sino que explotan cuando llegan a la tierra y producen un cráter", afirma Detlef Koschny, especialista de la sección de Near Earth Objects (Objetos cercanos a la Tierra) en la ESA.

Etiquetas: geología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar