El manto terrestre alberga gran cantidad de agua en su interior

Al parecer el escritor Julio Verne no iba muy descaminado cuando en 1864 visionó un “Viaje al centro de la Tierra” en el que los protagonistas se encontraban un auténtico océano en las profundidades de nuestro globo. El descubrimiento de un diamante rico en agua ofrece nuevas pruebas sobre la existencia de grandes volúmenes de agua en las profundidades de la Tierra.

 

El hallazgo de este mineral llamado ringwoodita, fue posible gracias a un equipo de investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá) liderados por el experto en geoquímica del manto terrestre Graham Pearson, quienes encontraron la piedra en 2008 en el lecho de un río brasileño mientras buscaban otros minerales. El mineral salió a la superficie desde las profundidades de la Tierra debido a que probablemente habría sido arrastrado a la superficie por una roca volcánica conocida como “kimberlita”.

 

El análisis del mismo ha determinado que el 1,5 por ciento de su peso es agua, lo que equivale a una cantidad significativa, confirmando así las teorías acerca de la existencia de gran cantidad de agua en lo profundo de la Tierra. Los investigadores aclaran que es posible que entre 410 y 660 kilómetros hacia el interior de la tierra haya tanta agua como si uniésemos todo el líquido de los océanos del planeta.

 

La ringwoodita podría ser el mineral más abundante de esta zona del manto (entre los mantos superior e inferior), según afirman los investigadores en su estudio publicado en la revista Nature.

 

Etiquetas: aguaminerales

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar