El LHC abre una nueva era para la física

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, el mayor acelerador de partículas del mundo, ha conseguido a la una del mediodía de hoy hacer colisionar dos haces de protones que viajaban a una velocidad de 3,5 TeV (teraelectronvoltios) cada uno, obteniendo una energía de 7 TeV, muy similar a la que se calcula que existía en los instantes posteriores al Big Bang, la explosión cósmica que dio comienzo al Universo.

"Es un gran día para los físicos de partículas", ha dicho del Director General del CERN, Rolf Heuer. "Mucha gente ha esperado mucho para este momento, pero su paciencia y dedicación empieza a dar fruto".

Con estas altas energías de colisión, empieza para el LHC un nuevo período, en el que se lanza a ?la caza de la materia oscura, las nuevas fuerzas, las nuevas dimensiones y el bosón de Higgs? según ha comentado la física italiana Fabiola Gianotti.

En estos momentos, los físicos del CERN trabajan en estabilizar los haces de partículas para obtener mejores resultados. El plan previsto es entrar en una fase de toma de datos continua por un periodo de entre 18 y 24 meses, con una breve parada técnica a finales de 2010. Después de "redescubrir" el Modelo Estándar de partículas ya conocido, anuncia el CERN, los experimentos iniciarán la búsqueda sistemática del bosón de Higgs, apodado la "partícula de Dios". También se tratará de averiguar si existen las partículas supersimétricas.

Etiquetas: física

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar