El dinosaurio que aterrorizó a Europa

balaur-bondocHace aproximadamente 79 millones de años, un corpulento dinosaurio emplumado similar al velocirraptor, pero con dos afiladas garras en cada pie, causaba terror en lo que ahora es Rumania. Su nombre: Balaur bondoc, que significa "dragón fornido".

El fósil encontrado consta de un esqueleto parcial que incluye una pata, cadera, brazos, una mano, costillas y huesos de la cola. Los restos revelan que la especie tenía un gran pulgar con una garra grande que podía ser extendida, posiblemente para cortar a sus presas, además de otra garra en el segundo dedo. Contaba con patas cortas y robustas, con los huesos fusionados, y una estructura ósea y muscular más adaptada a la fuerza que a la velocidad. Sus extremidades superiores atrofiadas sugieren que tenía que usar los "pies" para atacar a las presas. "Era más un kick boxer que un sprinter", ha aclarado Stephan Brusatte, de la Universidad de Columbia, coautor del descubrimiento que publica hoy la revista PNAS.

Según los científicos, probablemente Balaur fue uno de los depredadores más grandes de su ecosistema, que en aquella época estaba rodeado de agua, formando una isla relativamente aislada. "Aunque eran de esperar los animales carnívoros de ese tipo, el descubrimiento de uno tan inusual como Balaur ha sido excitante", añade su compañero Mark Norell, del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York.

En la misma región se han descubierto fósiles de pequeños dinosaurios con pico de pato y dinosaurios herbívoros del tamaño de una vaca.

Etiquetas: dinosaurios

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar