El cristal que vino del espacio

cuasicristal_extraterUn extraño cristal que podría tener más años que nuestro propio planeta cayó en la Península de Kamchatka (Rusia) envuelto en un meteorito y, durante varios años, formó parte de una colección de minerales almacenada en un museo. Ahora, una investigación realizada por científicos de la Universidad de Princeton ha demostrado el origen extraterrestre de este hallazgo, que además es la única muestra conocida de cuasicristal formado en condiciones naturales.
La estructura interna de los cuasicristales, unos minerales aparentemente normales, fascina a los científicos desde hace tiempo ya que no sigue los patrones de simetría habituales. Hasta ahora sólo se habían conseguido de forma sintética en el laboratorio, y se pensaba que eran muy inestables y que con el paso del tiempo revertirían hacia cristales normales. De hecho, el estudio de estos cuasicristales le valió el Nobel de Química a Daniel Shechtman en 2011.

Los científicos de la Universidad de Princeton comenzaron hace algunos años una búsqueda intensa de la estructura cuasicristalina en minerales de todo el mundo. De esta forma encontraron una roca que, después de pasar años en un laboratorio del gobierno soviético a quien posteriormente un coleccionista privado de Amsterdam le compró la muestra, acabó almacenada en el Museo de Historia Natural de Florencia (Italia). En este mineral los investigadores identificaron el cuasicristal buscado y pudieron constatar su formación en condiciones naturales.
Lo sorprendente de este mineral encontrado en los montes Koryak (Rusia), es que se trata de un objeto formado, seguramente, fuera de nuestro planeta. Así lo constataron los científicos tras comprobar, entre otras evidencias, que el cuasicristal iba incrustado en stishovita, una variedad mineral que sólo se ha encontrado en meteoritos ya que necesita de unas condiciones de presión y temperatura para su formación muy superiores a las que existen de forma natural en la Tierra.


El cuasicristal extraterrestre podría haberse formado hace más de 4,5 millones de de años, época en la que nuestro Sistema Solar se estaba apenas formando, por lo que parece que las aventuras que vivió el mineral desde su aterrizaje en la Tierra son solo una pequeñísima parte de su historia completa.

 

Etiquetas: química

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar