El centro de la Tierra es 1.000 grados más caliente de lo que se pensaba

Ni tan siquiera el imaginativo Julio Verne pudo alcanzar a adivinar que la temperatura cerca del centro de la Tierra sería próxima a 6000 grados centígrados, es decir, 1000 grados más caliente de lo que se estimó en un experimento previo realizado hace 20 años. La nueva medida, dada a conocer hoy en la prestigiosa revista Science, confirma los modelos geofísicos que indican que la diferencia de temperatura entre el núcleo sólido de la Tierra y el manto que la rodea debe ser al menos de 1.500 ºC para explicar por qué nuestro planeta cuenta con un campo magnético.

El núcleo de la Tierra se compone en esencia de una esfera de hierro a temperaturas superiores a 4.000ºC y presiones que superan 1,3 millones de atmósferas. En estas condiciones, el hierro es tan líquido como el agua de los océanos. Y únicamente en el centro de la Tierra, donde la presión y el aumento de la temperatura son aún mayores, el hierro líquido se solidifica. El análisis de ondas sísmicas provocadas por terremotos que pasan a través de la corteza terrestre revela el espesor de estos núcleos, así como el modo en que la presión aumenta con la profundidad. Pero no permite calcular la temperatura.

Para averiguar esta medida (sin descender, claro está, al centro de la Tierra), un grupo de científicos de la organización nacional francesa de investigación científica (CEA), llevaron a cabo una serie de experimentos con hierro sometido a altas presiones con la ayuda de tecnología de rayos X. De este modo determinaron que el punto de fusión del hierro supera los 4.000 grados (bajo la presión de 2,2 millones de atmósferas). Puesto que la presión en la frontera entre el núcleo líquido y sólido de la Tierra es de 3,3 millones de atmósferas, la temperatura en estas condiciones rondaría los 6.000 grados.

Etiquetas: Tierrageología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar