El campo magnético de la Tierra se debilita

Lanzada por la Agencia Espacial Europea (ESA) en noviembre de 2013, la misión Swarm empieza a dar sus primeros frutos. En la imagen puedes apreciar lo que ha medido este conjunto coordinado de tres satélites: los cambios del campo magnético terrestre, que nos protege de la radiación cósmica y las partículas eléctricamente cargadas, entre enero y junio de 2014.

 

El color azul indica los lugares donde se debilita, y el rojo, las zonas en las que se ha reforzado. La conclusión más evidente es que mientras el hemisferio occidental sufre una “anemia” galopante de magnetismo, hay otros puntos, como el océano Índico, donde ocurre todo lo contario, aunque hay una tendencia global al debilitamiento.

 

Tras analizar los datos, los expertos también han advertido que el Polo Norte magnético se está desplazando desde Norteamérica hacia Siberia. 

 

La labor de los satélites de Swarm –dos de ellos volando a una altura de 450 kilómetros de altura y el otro a 530 kilómetros– ha registrado de momento las señales procedentes del núcleo terrestre, pero los científicos esperan averiguar en los próximos meses cómo contribuyen otras fuentes al magnetismo de nuestro planeta: la corteza, el manto, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera. Toda esta información arrojará nueva luz sobre el clima y la actividad interior de la Tierra.

 

Foto: ESA/DTU Space

Etiquetas: ciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar